1.100 palomas capturadas al año para controlar su población

C.M.
-

Los operarios del área de control de plagas proceden a su captura para evitar que causen problemas de insalubridad, molestias a los vecinos o deterioren edificios históricos. ¿Qué hacen luego con ellas?

La Plaza Mayor es una de la zonas en las que más se acumulan. - Foto: Luis López Araico

El Ayuntamiento quiere mantener bajo control la población de palomas en la ciudad y, por ello, los operarios del área de control de plagas proceden a su captura para evitar que causen problemas de insalubridad,  molestias a los vecinos o deterioren edificios históricos. Durante el año pasado se capturaron un total de 1.158 ejemplares, algo menos que en 2018 cuando se elevaron a 1.300, según los datos facilitados por la concejala de Sanidad, Estrella Paredes.

Las zonas de capturas más habituales suelen ser las plazas del Cordón, Mayor, Colón, Virgen del Manzano, Regino Sainz de la Maza, San Juan o Santa Teresa, así como las calles Málaga, San Julián, Moneda, Almirante Bonifaz, Barrio Gimeno, Bartolomé Ordóñez o La Puebla o el parque Félix Rodríguez de la Fuente. Generalmente los meses febrero y diciembre son los que se producen más capturas. 

El sistema principal para hacerlo es el de la red impulsada mecánicamente tras cebar a las aves durante un periodo aproximado de 10 a 15 días. Cuando los animales están confiados, los operarios lanzan la red y las atrapan. En otras ocasiones se usan jaulas autónomas de captura pero solo en casos puntales. El destino de los ejemplares capturados suele ser la repoblación de palomares pero la mayoría se destruyen como Sandach (Subproductos de origen animal no destinados a consumo humano), que tienen una regulación especial. 

La presencia de palomas provoca importantes daños en el mobiliario urbano y las fachadas debido a que sus excrementos tienen una gran capacidad de corrosión. Especial preocupación produce su impacto en los monumentos históricos. Por ejemplo, en el arco de Santa María se implantó un sistema para evitar que se posaran. Desde el Ayuntamiento hacen un llamamiento a los ciudadanos para que no les den comida y evitar concentraciones en un determinado emplazamiento.