Sierra Activa asumirá la gestión del parque arqueológico hasta 2017

N.L.V. / Roa
-

Los trabajos de acondicionamiento para empezar a funcionar supondrán una inversión de casi 157.000 euros, que se intentará financiar con la colaboración del programa Prodercal

El pleno acordó reclamar al Ministerio de Economía y Hacienda los 397.000 euros invertidos en la muralla medieval. - Foto: DB

Cuatro años después de que finalizara la ejecución de la segunda fase del Parque Arqueológico ‘Eras de San Blas’ de Roa de Duero y con esta actuación, culminara la inversión por parte de la Junta de Castilla y León de 864.000 euros para dotar a la localidad de unas instalaciones que pusieran en valor y aprovecharan turísticamente los diferentes periodos de ocupación humana de la villa raudense a lo largo de la historia, todo apunta a que este proyecto podría ponerse por fin en marcha. El pleno de la corporación raudense aprobó ayer por unanimidad en una sesión extraordinaria adjudicar a la empresa Schola Activa Sierra de Atapuerca, Sierra Activa, la gestión de estas instalaciones por un periodo de cinco años.
La propuesta realizada por la firma y que ha sido aprobada contempla que para que estas instalaciones, concebidas hace más de tres lustros, empiecen a funcionar será necesario llevar a cabo una inversión de casi 157.000 euros. Este dinero se destinará a sufragar dos fases diferentes. La primera, por valor de alrededor de 106.000 euros, se destinará a la denominada obra civil, que incluirá la rehabilitación del edificio social, mejoras y adecuación en la casa romana y los edificios de la Edad del Hierro y Celtíbera y unas obras de urbanización con la construcción de una charca y la reparación del vallado perimetral, entre otras intervenciones. En segundo lugar, con un gasto de cerca de 50.000 euros, se llevará a cabo la reconstrucción del parque y del atrezzo.
En el propio pleno el alcalde raudense, David Colinas, reconoció que para las arcas municipales es imposible asumir íntegramente esta inversión. Por ello, anunció que se acudirá al programa de desarrollo rural Prodercal que desarrolla el grupo de acción local de la Ribera del Duero burgalesa, que si aprueba su colaboración económica con este proyecto asumiría entre el sesenta y el setenta por ciento del presupuesto, sin IVA.

CONTRATO QUINQUENAL

Al margen de las inversiones necesarias para poner en funcionamiento el parque arqueológico, el acuerdo contempla la firma de un contrato de gestión de servicios por un periodo de cinco años.  Tal y como se recoge en él, la adjudicataria percibirá en el primer año, 2012, 15.360 euros más IVA, mientras que en los cuatro restantes, hasta 2017, la aportación municipal será de 9.216 euros.
La propuesta, que ya había recibido el dictamen favorable de las comisiones informativas de Cultura y Hacienda, fue respaldada de forma unánime por toda la Corporación. Tanto Carlos Medina, portavoz del Partido de Castilla y León, como Carmen Miravalles, cabeza de lista del PSOE, destacaron que este acuerdo permitirá poner en valor un recurso turístico existente en la localidad desde hace años, cuya creación ha supuesto una importante inyección económica y que, sin embargo, aún no se había conseguido explotar.  «Va a ser la primera vez que va a pasar el tren para aprovechar el parque arqueológico y quizás si no lo aprovechamos, sea la última», subrayó el edil comunero. Por su parte, el primer edil destacó que un aspecto positivo de la oferta de Sierra Activa es su intención de formar a vecinos de Roa de Duero para que se impliquen en la gestión y explotación del parque arqueológico y que «dentro de cuatro, cinco años, cuando finalice el convenio, sea gente de Roa la que esté involucrada en su gestión a través del propio Ayuntamiento».