Los negocios, mejor con ayuda

I.M.L.
-
Los negocios, mejor con ayuda

La agrupación empresarial BNI Conexiones Aranda genera tres millones de negocio en dos años. La organización se creaba en noviembre de 2016 y cuenta con una treintena de participantes en sus reuniones semanales.

Las empresas que han sumado sus fuerzas en la organización de referencias de negocios BNI Conexiones Aranda lleva recibiendo el fruto de sus reuniones semanales desde las primeras experiencias. Si en el primer mes de andadura, noviembre de 2016, la cifra de negocio generado tras estas citas alcanzaba 150.000 euros, después de más de dos años funcionando, la cifra se ha multiplicado y supera los 3 millones de euros entre los negocios y acuerdos comerciales que han alcanzado las 30 empresas integrantes de BNI Conexiones gracias a las referencias de otros socios. «¿Cómo se cuantifica? Cada miembro, cuando hace un negocio cerrado por una referencia de otro miembro de BNI se van anotando lo que ha generado en euros esa referencia, son cifras reales», explica la presidenta de esta agrupación empresarial, Pilar Monzón.

Estos resultados se presentaron durante la última reunión del grupo, se tenía lugar de forma excepcional en las instalaciones de Calidad Pascual en la capital ribereña, que acogían este encuentro coincidiendo con la celebración del 50 aniversario de la fundación de la empresa agroalimentaria, donde los participantes también pudieron conocer el modelo de negocio y la factoría arandina.
Este volumen de negocio sitúa al grupo BNI en la capital ribereña como uno de los que ha conseguido unos mejores resultados en los últimos meses de su zona de influencia. «Nosotros estamos dentro de la zona Centro Norte, que incluye hasta Cantabria y Galicia, somos en esta zona seis grupos, y para el poco tiempo que llevamos funcionando somos de los grupos que más negocio ha generado, comprado con las estadísticas de otros grupos, es un grupo que funciona afortunadamente muy bien», se congratula la presidenta.

Este grupo de firmas arandinas y ribereñas se reúnen todos los martes del año, salvo algunas excepciones, y ponen en común su labor empresarial y los logros que buscan conseguir. «Las reuniones de BNI consisten en que todos los empresarios que nos reunimos tenemos un minuto para decir las características de nuestra empresa y, por supuesto, los servicios o peticiones que tenemos, o a quién queremos conocer o con qué empresa queremos contactar», apunta Monzón, puntualizando que cada reunión hay una de las empresas que cuenta con 10 minutos extra para darse a conocer entre los asistentes. «Al ser conocedores de lo que esta empresa nos está contando podemos mucho mejor el resto del grupo ayudarle a hacer crecer su negocio», comenta la presidenta como beneficio añadido, al que suma que estos contactos semanales también sirven para aprender siempre algo nuevo. «Es cierto que BNI es un proceso de constante formación, que te sirve para la propia empresa porque te ayuda a conocerla mejor, y además hay en todas las reuniones una pequeña formación de cinco minutos», completa.

Para participar en estas reuniones o bien se es miembro de BNI Conexiones o se acude con la invitación de uno de ellos, lo que incrementa la asistencia semanal hasta las 35 personas del ámbito empresarial. Aquellos que participan consideran que la labor que se hace en esta organización es muy distinta de la que se puede lograr en otros escenarios. «Yo pertenezco a otras asociaciones empresariales, en las que se lucha por los objetivos comunes, pero aquí se hace un marketing muy directo y por referencias, es decir, es el boca a boca, el crear sinergias que, a veces, en una asociación de empresarios no las creas porque no tienes la capacidad de comentar las necesidades de tu empresa y que otros te ayuden», justifica Monzón.
El conocer los objetivos de otros empresarios es clave para sacar partido a tu red de contactos empresariales. «No es lo mismo lo que en marketing se denomina ‘ir a puerta fría’, que no sabes lo que te vas a encontrar y es difícil y arduo tanto para la persona que va a ofrecerse como para la persona que recibe. De esta forma es más fácil hacer negocios porque te han puesto en contacto y te van a recibir porque sí que les interesa el producto que les vas a vender o el servicio que les vas a ofrecer», aclara la presidenta de BNI en Aranda.