Largas esperas en las oficinas de Correos

G. ARCE
-

Las distancias de seguridad sanitaria y el boom del comercio electrónico han estado detrás de este fenómeno, que han soportado con resignación cientos de clientes de la compañía postal

Cola ante la oficina de Correos de la avenida de Castilla y León. - Foto: Patricia

Una de las imágenes más habituales de los últimos días en la ciudad ha sido la de las largas colas de ciudadanos ante las oficinas de Correos de la ciudad durante las mañanas (no han abierto por las tardes). Las distancias de seguridad sanitaria y el boom del comercio electrónico han estado detrás de este fenómeno, que han soportado con resignación cientos de clientes de la compañía postal.
Pero hay más circunstancias añadidas. En las oficinas de Correos se está procediendo al reparto de las mascarillas de protección a las empresas del transporte de la provincia, que no solo incluye a las de logística, sino también a taxis, ambulancias y un amplio abanico de autónomos y actividades. Así, cada compañía debe acudir a las oficinas del código censal donde está domiciliada y justificar, mediante la presentación de la documentación requerida, el número de vehículos que utiliza en su trabajo.
Por otro lado, explican desde los sindicatos CCOOy UGT, falta por incorporarse la totalidad de la plantilla, es decir, todos aquellos trabajadores considerados de riesgo ante la pandemia del coronavirus. Esta semana se ha terminado con el trabajo por turno y han vuelto  los mayores de 60 años. Se espera que a partir de hoy se activen progresivamente todo aquel personal considerado de riesgo (personas con diabetes; enfermedades cardiovasculares, hepáticas, pulmonares, renales, neurológicas o neuromusculares, inmunodeficiencia, enfermedades oncológicas en tratamiento activo. Mujeres embarazadas o lactantes). La plantilla estará al completo para el mes de junio.
Correos es un servicio considerado esencial durante la actual crisis aunque, denuncia Marcos Citores, de CCOO, el reparto de paquetes de comercio online «no lo es y está poniendo en riesgo a los trabajadores de ventanilla», aunque reconoce que las medidas de seguridad personales han mejorado bastante a medida que ha avanzado la crisis.
La incidencia de los contagios entre el personal, confirma Ana Belén Ruiz, de UGT, ha sido baja en Burgos, aunque el colectivo profesional más afectado a nivel nacional por la covid-19 tras el sanitario ha sido el de Correos.