Raquel González: «No dimito porque tengo un compromiso de cuatro años»

J.C.O/Aranda
-

La alcaldesa niega que exista una crisis institucional, defiende el trabajo del equipo de gobierno y asegura que los frutos del trabajo realizado van a comenzar a verse a corto plazo

Raquel González no está dispuesta a abandonar el cargo pese a la contestación popular y a la peticíon del PSOE. - Foto: Nieves López


Pese a la multitudinaria petición de parte de la ciudadanía durante las fiestas patronales y a que la exigencia la ha hecho también suya el grupo municipal socialista, la alcaldesa de Aranda de Duero,  Raquel González, deja bien a claras que no piensa renunciar al cargo  y que tiene intención de agotar el mandato siendo responsable con la confianza que le depositaron los votantes. Ante esta tesitura, la regidora insta al primer partido de la oposición a que, tal y como ha amenazado, intente promover una moción de censura si es capaz de recabar los apoyos suficientes para removerla del sillón de la Alcaldía
«En su derecho están. Si quieren iniciar los contactos que los inicien porque yo  personalmente no pienso dimitir. Tengo un compromiso de cuatro años  y creo que ahora mismo es cuando están empezando a verse los frutos de la gestión y no pienso renunciar», zanja.
La primera edil, que niega que exista una crisis institucional y tacha de alarmistas las declaraciones de los socialistas,  sí recrimina al  primer partido de la oposiciónque se intente aprovechar del malestar de la población, cuando considera que el  problema desencadenante, el contencioso de la plaza de toros que ha culminado en dos años sin feria taurina, lo provocó un gobierno municipal socialista.
«El problema los causaron ellos. Si realmente la población está molesta es por la falta de resolución del problema de la plaza de toros, que es lo ha desencadenado las protestas.No encuentro otra razón de ser. Y por tanto cuando el problema lo crearon ellos, lamentar que se sumen a esta petición... Bien lo podía haber hecho -en alusión al exalcalde Luis Briones-, el día antes de firmar la escritura de venta de la plaza de toros cuando ya había perdido las elecciones. Sin embargo, y a pesar de todo, siguió en sus trece de venderlo», manifiesta.
En opinión de la regidora, dentro de su legitimidad, no deja de ser un planteamiento oportunista de cara a la galería. «En su derecho están, pero aprovecharse de esa coyuntura no deja de ser oportunista», indica. Y recuerda a Luis Briones, actual portavoz del grupo municipal socialista que durante su último mandato, ya con el coso finalizado,  fue incapaz de resolver el conflicto.
 «Habría que preguntarles a los ciudadanos si le apoyan después de haber sido el causante de este tema y de estar otros cuatro años gobernando sin ser capaz de resolver este tema, una vez que la plaza estaba ya terminada, del 2007 al 2011.... Si ahora que este equipo de gobierno que es el único que se ha puesto manos a la obra para buscar una solución no interesa, pues ahí está el problema», señala.
González es consciente de que la única opción de que prosperara una hipotética moción de censura pasaría porque  consiguieran el respaldo del PRCAL, cuyos dos concejales forman parte actualmente del equipo de gobierno y han lanzado un ultimátum para que en el plazo de tres meses se dé un giro a la actual política municipal para acabar con la inacción y el servilismo.
En este sentido, puntualiza que aún no ha recibido el supuesto escrito con la amenaza y el listado de las 14 exigencias anunciadas «que muchas veces la culpa es de los políticos, pero en otras es del seguimiento administrativo que se hace de los procedimientos». Ysostiene que no van a cambiar sustancialmente política, «porque se refieren sobre todo a las infraestructuras, que no son nuestra competencia, y que estamos reivindicando al unísono y voy a seguir llamando a todas las puertas para exigir que cumplan con los compromisos y necesidades que tiene la localidad.
Sí reconoce que para apaciguar  los ánimos y contentar a los regionalistas, con los que asegura que la relación es buena,  en cuanto a los temas domésticos ha puesto las pilas a sus concejales, con los que está manteniendo una serie de reuniones  «y vamos a ir asumiendo los compromisos y obligaciones que adquiere cada uno de aquí a diciembre, para mostrárselos y presentárselos al PRCAL».