Matanza en La Flora

A.R. / Burgos
-

Los Cucos celebró la 32 edición de una de sus fiestas más tradicionales • La plaza se llenó de gente ávida de seguir el despiece del cerdo y degustar morcilla y vino • El animal se regaló un año más a las Hermanitas de los Pobres

Muchas personas, sobre todo niños, vieron ayer por primera vez cómo se hace una matanza. Yse quedaron absortos con las tripas del cerdo. - Foto: Patricia González

La fuente de La Flora no quitaba ayer ojo a la matanza del cerdo organizada por la Asociación Gastronómica Los Cucos. Engalanada con flores -este colectivo se encarga de que luzca su mejor cara en este ‘día grande’- vivió emocionada esta fiesta que se celebra desde hace 32 años, que llena la plaza de buen ambiente y la impregna de olor a cerdo chamuscado. «Es el buque insignia de la Sociedad, junto a la Fiesta del Esquileo, que también tiene lugar aquí cada año», destacaba ayer, orgulloso, el presidente de Los Cucos, Félix Barriuso. 
«Lo que pretendemos es dar a conocer esta tradición a todo aquel que nunca ha presenciado una matanza, porque ya queda poca gente que sepa cómo se hace», añadía Barriuso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la normativa aprobada hace ya algunos años obliga a aturdir al animal antes de matarlo. Y un detalle importante: como cada año, terminada la fiesta y tras ser despiezado, el cerdo se llevó al asilo de las Hermanitas de los Pobres, en el Hogar Santa Teresa de Jesús Jornet.
Como en toda fiesta local que se precie no faltaron la morcilla y el vino. Se repartieron 1.500 pinchos entre los asistentes que se congregaron en la plaza y a los que la espera no se les hizo muy larga porque el tiempo acompañó y porque una vez más el grupo de danzas de María Ángeles Saiz amenizó la mañana.
 
Socio de honor y reina. La celebración se completó con el nombramiento como socio de honor de la Sociedad a Bernardo Ibeas Pérez, de la Panadería Ibeas, a quien se entregó una placa «por su apoyo y continua colaboración desinteresada», como explicó Barriuso. A partir de ahora podrá entrar en la sede de Los Cucos siempre que quiera. Además, Loreto de la Torre cedió el testigo como reina del colectivo a una emocionada Cristina Martínez. 
Entre los asistentes fijos a esta cita figura el exalcalde José María Peña, que fue con algunos de sus nietos, y en representación del Ayuntamiento acudió el concejal de Cultura, Fernando Gómez. También estuvo muy pendiente de todos los detalles el vicepresidente de esta sociedad gastronómica, el fotógrafo Fede, un enamorado de esta plaza y su entorno.
El presidente de Los Cucos recordó que lleva ya siete años al frente de esta sociedad y anunció su intención de ceder el testigo a algún compañero en este 2015.