Miranda trata de recolocar a los despedidos de Horno Tuesta

Ó.C
-

La firma ubicada en Álava tiene una plantilla de 59 trabajadores y el 80% son de la ciudad. Hernando se reunirá con el consejero de Agricultura del Gobierno vasco para favorecer su incorporación en otro proyecto

Miranda trata de recolocar a los despedidos de Horno Tuesta

Horno Tuesta es una empresa de repostería en la que tienen contrato 59 trabajadores con un 80% de su plantilla residente en Miranda. La firma ha anunciado un ERE de extinción por lo que los empleados ven como el futuro se complica y para tratar de conseguir una salida han pedido ayuda al Ayuntamiento. En este sentido, en la misma zona, se espera que se instale «una nueva industria», explica el concejal de Promoción Económica, Miguel Ángel Adrián, que indica que por parte del Gobierno vasco se va a ayudar en este aterrizaje, aunque para ello las futuras contrataciones tendrán que ser de vecinos del propio valle alavés. Aquí estará la intermediación que se realizará por parte del Ayuntamiento.
En este sentido, Adrián apunta que ya se ha solicitado una reunión en la Consejería de Agricultura y esta se producirá el próximo 9 de julio con el viceconsejero Bittor Oroz Izagirre. En ella se tratará de incluir a los trabajadores de Miranda para que puedan ser incorporados dentro de los planes de subvenciones que se han fijado con la futura empresa. De esta manera se recolocaría a los empleados de Horno Tuesta que son de Miranda y que se van a quedar en la calle.
Esta es una de las salidas que se ven dentro de la plantilla y así lo reconoce José María San Segundo, representante del Comité de Empresa, que agradece las gestiones que se están realizando por parte del Ayuntamiento, puesto que asumen que al entrar la empresa en el concurso de acreedores y vista la actitud de la dirección, es imposible que se retome la actividad en una «planta que era rentable», subraya San Segundo, puesto que constaba con proveedores importantes que garantizaban la carga de trabajo.
San Segundo confiesa que por parte de la dirección se defiende que «no hay dinero» y además no ha pagado a la plantilla la mitad de abril y la mensualidad de mayo. Por lo tanto, se cuenta con que las indemnizaciones de los despidos no se puedan cubrir por parte de la empresa, aunque el comité está trabajando para demostrar que la firma cuenta con una planta en Salamanca al que se han enviado equipos y así conseguir algo del dinero que se les debe a la plantilla.
ElERE de extinción se presentó el pasado 19 de junio y se tiene un mes para cerrarlo, aunque en ese periodo el comité tiene que realizar tres reuniones con la empresa. De momento han realizado una y se está a la espera de las otras dos, aunque no se espera una solución.