Tres heridos en el incendio de la calle Santiago

I.M.L.
-
Tres heridos en el incendio de la calle Santiago

Los primeros indicios apuntan a que las llamas se propagaron desde un sofá al resto de la vivienda

Los servicios sanitarios de Sacyl trasladaron en una ambulancia de soporte vital básico a tres personas al Hospital de los Santos Reyes, dos mujeres de 60 y 32 años y un hombre de 42 años afectados por el incendio que se registraba en el quinto piso de un edificio de seis ubicado en la plaza Santiago de la capital ribereña. Dos de las personas que precisaron atención hospitalaria eran inquilinos de la vivienda y la otra vecina del inmueble, todos ellos afectados por inhalación de humo. Además, en el lugar de los hechos, atendieron a una mujer, vecina del mismo edifico, que presentaba síntomas de ansiedad pero que no precisó asistencia hospitalaria.

Estas son las consecuencias para las personas del incendio que se desataba pasadas las 14 horas en una vivienda ubicada en la plaza Santiago de la capital ribereña. Bomberos y efectivos de la Policía Local y Nacional en la capital ribereña acudían al lugar, después de que varias llamadas alertaran de que una densa humareda salía de las ventanas de un quinto piso. Provistos del camión escala, los efectivos del cuerpo de extinción de incendios accedían al inmueble mientras sus compañeros avisaban a los vecinos para que, o bien saliesen a la calle o no saliesen de casa.

Entre el nutrido grupo de curiosos congregado para ver el amplio dispositivo desplegado, algunos vecinos apuntaban a que la causa del fuego había sido una estufa, que habría prendido rápidamente en sofá cercano. Efectivos de la Policía Judicial accedían al inmueble después de que los bomberos eliminasen todo resto de humo, gracias a los potentes sistemas de aspiración con los que trabajan, para valorar los daños e intentar dilucidar las causas de este siniestro.

La rápida actuación impidió que las llamas se propagasen aunque desde la calle se podían apreciar a simple vista los cristales negros por el humo y dañados por las altas temperaturas. Los bomberos procedieron a retirarlas para evitar su caída a la vía pública. Las llamas generadas durante el incendio solo afectaron a la vivienda donde se registraba el foco de las mismas, por lo que los expertos aseguraron que el edificio no había sufrido daños reseñables como para que los vecinos no regresasen a sus viviendas, por lo que en torno a las 17.30 horas, tras tres horas de trabajos, pudieron volver a sus hogares. Muchos habían dejado ya las ventanas de sus casas abiertas, en previsión de que el humo pudiese colarse por las rendijas de las puertas, pero aún así tuvieron que ventilar más los inmuebles para mitigar el fuerte olor a humo.

Al final, el incendio tan solo se cobraba daños materiales y provocaba una considerable expectación entre el numeroso público que se congregó en la calle para saber qué es lo que había pasado.