Comienzan las obras en la cubierta dela Colegiata para salvar las bóvedas

B. Antón / Burgos
-
Andamiaje instalado para ejecutar los trabajos en el monumento, declarado Bien de Interés Cultural. - Foto: Luis López Araico

Construcciones y Rehabilitaciones Stoa comienza la reparación de la cubierta, con un coste de 575.809 euros. El templo no se cerrará al público, pero si es necesario se acotarían zonas de paso

 
La empresa Construcciones y Rehabilitaciones Stoa SL ha iniciado las obras para remodelar la cubierta de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias, unos trabajos que le han sido adjudicados por 575.809 euros y que se centrarán en atajar el deterioro de las cubiertas y bóvedas del templo, que presentan filtraciones generalizadas. En definitiva, cuando la reforma finalice, se habrá garantizado la continuidad de la cobertura del monumento, el tercero más visitado de la provincia.
Aproximadamente se rehabilitará el 80% del total del tejado del templo, unos 1.700 metros cuadrados, y las actuaciones a realizar variarán en función del nivel de deterioro que presenten. Los trabajos se han iniciado en las zonas que están más desgastadas. Actualmente los operarios se encuentran desmantelando las tejas para después retirar las estructuras dañadas, que se sustituirán por unas nuevas. «Estos espacios de cubierta especialmente dañados se sitúan sobre la nave central, los brazos del crucero, la capilla del Rosario, el archivo, la capilla del Carmen, la capilla de San Pablo y la nave de la Epístola», señalan desde el estudio de Adrián Arquitectos, donde han redactado el elaborado el proyecto. Igualmente se hará un intervención menos intensa en otras zonas pequeñas y menos dañadas. En ellas se levantará la teja, se revisarán las estructuras y se impermeabilizará, mientras en otros puntos solamente se retajará, para así solucionar totalmente el problemas de las goteras. «Otros trabajos que se realizarán será la revisión de las bóvedas, tanto el intradós como el trasdós, para así conocer en que estado se encuentran», aseguran.  
El plazo previsto de ejecución de la obra oscila entre los 12 y lo 14 meses, por lo que la conclusión de la misma será a finales del próximo año, siempre y cuando las condiciones climatológicas no sean muy adversas e interrumpan el desarrollo normal de los trabajos a realizar. Durante las reformas, la Colegiata seguirá abierta al público, aunque es previsible que según las zonas en la que se esté desarrollando ls trabajos haga falta acotar ciertos sitios al paso del público para evitar riegos. 
La obra para reformar este templo, declarado BIC, se había convertido durante los últimos años en urgente, ya que el agua llevaba tiempo filtrándose por numerosos rincones de la Colegiata causando desperfectos, y también ha sido una demanda constante del párroco. La Junta ha realizado un importante esfuerzo económico desembolsando la inversión que necesita la restauración. De hecho, en marzo, el Consejo de Gobierno aprobó la cantidad de 748.777 para esta obra. Por otro lado, también hay que destacar la importancia del templo, ya que es, tras la catedral de Burgos y el Monasterio de Silos, es el monumento más visitado de la provinciay que alberga importantes piezas. Las cifras hablan por sí solas, en tres años las visitas han pasado de 18.000 a casi 45.000 al año.