NNGG reclama renovación ante el desapego del electorado

I.E.
-
NNGG reclama renovación ante el desapego del electorado - Foto: Luis López Araico

La presidenta, Andrea Ballesteros, no siente que el PP provincial confíe en los jóvenes y estima que se ha producido un distanciamiento con la ciudadanía

Hay que tirar un poco de la lengua a Andrea Ballesteros, presidenta provincial de Nuevas Generaciones, para que haga una mínima crítica a sus ‘mayores’ del PP sobre cómo han llevado el proceso de las elecciones locales y autonómicas que desembocaron el domingo en el peor resultado del partido en Burgos en toda su historia. De hecho, saca una lectura positiva del escrutinio, como el secretario general y candidato a la Alcaldía, Javier Lacalle. A juicio de Ballesteros, «al margen del PSOE, el partido que mejor salió» en los pasados comicios «fue el PP, porque fue el que más votos recuperó en comparación con las generales». «Vamos por el buen camino, es una tendencia positiva que nos coloca en posición de liderar el centro derecha tanto en Burgos como en Castilla y León», sostiene, para admitir un poco a regañadientes que «los resultados no son del todo buenos».
Por lo menos sí que expresa la necesidad de hacer «autocrítica, porque hay que mejorar». Así, considera que «hay que analizar qué ha ocurrido para que muchos votantes se hayan trasladado a partidos como Vox o Ciudadanos» y, más en concreto, «por qué se han perdido apoyos en Gamonal respecto al PSOE». «Hay que preguntarse por qué los vecinos de ese barrio no apoyan la gestión del PP», añade.
Se le ocurre un motivo, el de que su formación «quizás se ha distanciado del electorado», motivo por el que recomienda regresar «a una política más de calle». Considera, asimismo, que el PP «ha perdido voto joven, pues gran parte de los burgaleses de centro derecha de entre 18 y 35 años no eligen» como primera opción a los populares. «Tenemos que trabajar para recuperar a ese sector de la población», estima.
Y esta reflexión conduce directamente a la cuestión de si el PP no debería haber apostado más por incrementar el número de caras nuevas, de personas jóvenes, en sus candidaturas, tanto a las municipales como a las locales. Y ante esta pregunta, Ballesteros es muy clara: «Considero que debería haber renovación como en otras provincias, donde el partido sí ha apostado por caras nuevas, como Madrid, León, Palencia o Valladolid, donde candidatos jóvenes han tenido bastante peso».
La presidenta de Nuevas Generaciones reclama a la Dirección Provincial que otorgue a los jóvenes responsabilidades mayores. «Nosotros hemos estado ahí en la campaña, hemos apoyado todo lo posible al partido, pero no hemos recibido del PP lo mismo, no hemos sentido que confíen en nosotros», se lamenta.
Ballesteros atribuye la poca confianza de los ‘adultos’ en los ‘cachorros’ populares al «miedo» a la escasa experiencia que atesoran. «Pero somos el futuro de la organización», advierte.