Villarcayo se volcará en paliar la crisis con 900.000 euros

A.C.
-

El Consistorio dejará de ingresar 261.800 euros y destinará 629.000 a ayudas a empresas y familias

Villarcayo se volcará en paliar la crisis con 900.000 euros

En terminología bélica se podría decir que el Ayuntamiento de Villarcayo ha decidido declarar la guerra a la crisis provocada por la pandemia y pelear con todas las armas económicas a su alcance para "a corto plazo evitar la pérdida de cualquier empleo", como declara el alcalde, Adrián Serna. El equipo de gobierno formado por Iniciativa Merindades y Ciudadanos ha confeccionado un presupuesto municipal volcado en la lucha contra la crisis, a la que destinará 891.200 euros.

En el documento se refleja la pérdida de 261.800 euros de ingresos por las tasas y precios públicos que se dejarán de cobrar a los afectados por cierres de negocios o de servicios municipales, como las instalaciones deportivas. Pero a ello se le sumará un gasto de 629.400 euros encaminado a sufragar todo tipo de ayudas para autónomos, empresas y familias, que se convocarán este verano, una vez sea aprobado definitivamente el presupuesto municipal.

El documento pasó por la Comisión de Cuentas el viernes y fue informado favorablemente con los votos a favor de IM y Cs, y la abstención de PP y PSOE. El pleno le dará el visto bueno inicial, tras lo que deberá abrirse un periodo de un mes para la presentación de posibles alegaciones, que una vez concluido lo elevará a definitivo. Será a partir de entonces cuando el Consistorio comience a lanzar sus convocatorias de ayuda y pueda disponer de los fondos.

El presupuesto municipal de 2020, que suma un total de 6,5 millones de ingresos y gastos, aumentará a más del doble su capítulo de transferencias corrientes, que crecerá de 269.000 a 600.900 euros. De este capítulo saldrán dos líneas de ayudas, una de 220.000 euros que se destinarán al "apoyo específico a empresas privadas mediante subvenciones que buscarán evitar la pérdida de empleo" y otra, de 140.000 euros, que se reservarán a la "asistencia social primaria, es decir, a las familias", según avanza el alcalde. Asimismo, el presupuesto contempla una partida de 69.400 euros de transferencias de capital, que se volcará en las subvenciones destinadas a favorecer la inversión de las empresas.

Asimismo, las cuentas municipales han reservado 200.000 euros al fondo de contingencia, un capítulo para "necesidades inaplazables", que servirá para afrontar las consecuencias que crisis pueda acarrear a familias o empresas, si las partidas de los capítulos de transferencias corrientes y de capital resultan insuficientes.

En suma, el esfuerzo municipal alcanzará los 891.200 euros este año y se logrará reduciendo los gastos de personal, gastos corrientes e inversiones. En el apartado de personal se ha reducido el gasto que se preveía en 2019 en casi 400.000 euros, porque entonces se previó la contratación de cinco nuevos funcionarios de carrera y el cambio de muchos trabajadores ahora laborales, que iban a pasar a cobrar como funcionarios. Sin embargo, la Oferta Pública de Empleo habrá de esperar. En el ámbito de gasto corriente, una de las partidas que bajará a la mitad será la de festejos, actividades culturales y deportivas. Los gastos corrientes han mermado 323.000 euros, mientras que las inversiones sumarán 183.000 euros menos.

Además de todo ello, el pleno de mañana dará luz verde a las primeras medidas fiscales que van a proporcionar un poco de oxígeno a los autónomos y empresarios de Villarcayo y que se pondrán en marcha gracias al Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la COVID-19.

27 terrazas sin tasa. Los 27 bares, cafeterías y restaurantes dejarán de pagar la tasa de terrazas. En total, el Ayuntamiento dejará de ingresar 16.681 euros por este concepto con cantidades que oscilan entre los 150 euros de la más pequeña a los 3.040 de la de mayor superficie con toldo. Once negocios serán los más beneficiados, al dejar de pagar una tasa de terrazas que supera los 500 euros.

Igualmente, el pleno aprobará la devolución o cancelación del pago de la tasa de vados a nueve negocios con actividad comercial e industrial que son titulares de los mismos. Otra de las medidas que se acordará será la de dejar en suspenso el pago de los cánones de alquiler del camping Las Francesas, la discoteca El Soto y la cafetería de la estación de autobuses. Igualmente, dejarán de abonar la tasa de ocupación de suelo público los vendedores del mercadillo.

Ya para un próximo pleno quedará pendiente la devolución o suspensión de la cuota fija de tasa de suministro de agua y recogida de basura para todos aquellos comercios y negocios de hostelería obligados a cerrar, así como para las industrias afectadas por la crisis, aunque el equipo de gobierno no descarta incluir a todas.