60 familias viajan al Sáhara a pesar de la alerta terrorista

SPC
-

El Frente Polisario destaca que ninguna ha dado marcha atrás "porque para algunos los campamentos son más seguros que Madrid"

60 familias viajan al Sáhara a pesar de la alerta terrorista - Foto: eduardo margareto

Un total de 60 familias castellanas y leoneses viajará mañana a los campos de refugiados del Sáhara a pesar de la alerta terrorista del Gobierno, según explicó a Ical el delegado del Frente Polisario en la Comunidad, Mohamed Labat, quien señaló que allí “está todo bajo control”. “No hay amenazas terroristas. Ninguna de las familias ha dado marcha atrás y eso es importante, porque para algunos los campamentos son más seguros que Madrid”, comento Labat, quien justificó que de existir esa posibilidad de riesgo ellos mismos no permitirían el viaje.

Mañana volarán desde el aeropuerto de Barajas más de 60 familias castellanas y leoneses, unas 600 españolas, que acogen a niños en verano y que pasarán unos días, desde el 29 de noviembre al 8 de diciembre, con sus amigos de acogida.

Al respecto, Labat lamentó “mucho” que el Ministerio de Exteriores de España desaconsejé viajar a los campos de refugiados desde 2012, un escenario que “afecta a la solidaridad”, encabezada por oenegés y a todos “los amigos de la causa saharaui”.

También explicó que este “mensaje de miedo” favorece a la política marroquí” y se mostró sorprendido de que este aviso “se active” después de que el ministro de Exteriores, Josep Borrell, que deja el cargo en favor de Margarita Robles, haya recibido al ministro marroquí, que también fue saludado por el presidente en funciones, Pedro Sánchez. “Es un regalo y un chantaje del Gobierno marroquí. El Ejecutivo español, en lugar de asumir su responsabilidad sobre política del Sáhara, está apoyando la postura marroquí, tanto en la ONU como aquí”, destacó Labat a Ical, quien “por fortuna” aseguró que ello “no afecta a la solidaridad de los españoles”.

Por último, tranquilizó a todos los españoles después de que la ONU mantuviera ayer mismo una reunión con todos los cooperantes en el terreno y concluir que “ni el gobierno saharaui, ni el argelino ni la ONU tienen este tipo de información de riesgo sobre la seguridad de los campamentos”.