El parque de las riberas, lleno de restos tras la riada

Ó.C
-
El parque de las riberas, lleno de restos tras la riada

La última gran avenida de agua se produjo el 24 de enero pero tras varias semanas los paseos de esta zona verde están cortados por los troncos acumulados

La última gran riada que afectó a la ciudad ya ha pasado. Atrás quedaron los grandes desperfectos en comercios y la solicitud de explicaciones a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) por parte de la administración local, pero uno de los aspectos que quedan todavía sin ejecutarse es el de la limpieza de espacios públicos, que tras varias semanas desde que las aguas volvieron a su cauce todavía está pendiente. 
Fue el 24 de enero cuando el Ebro y sus principales afluentes se desbordaron pero hay zonas en las que parece que no ha pasado tanto tiempo. Uno de esos puntos está en el parque de las riberas. Una red de senderos desde el puente de Hierro hasta la desembocadura del Bayas, en la parte trasera del polideportivo, en la que los caminos llegan a estar cortados.
De hecho, son varios los puntos en los que están totalmente obstaculizados por las ramas y los restos que arrastró el agua en la crecida. Los usuarios ya se han quejado e incluso se han publicado varias imágenes y vídeos a través de las redes sociales con lo que se denuncia esta situación.
De momento habrá que esperar puesto que la principal responsable de este tipo de limpieza es la propia Confederación, aunque es habitual que el Ayuntamiento termine por intervenir para devolver la imagen habitual a zonas urbanas que son utilizadas por los vecinos. De hecho, en este parque ya se ha tenido que intervenir en otras ocasiones aunque en este caso los restos son más numerosos puesto que en otras ocasiones no se han llegado a obstaculizar los caminos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que por ejemplo la limpieza del Bayas tras la riada de enero de 2015 se materializó por parte de la CHE en agosto.