Renfe respalda el uso del Directo para el transporte de mercancías

N.L.V. / Aranda
-

El director general de Operaciones, Luis Francisco Minallo, confirmó a la alcaldesa que ven potencial en ese servicio, pero condicionó toda actividad a que el trazado esté en condiciones

El transporte de bobinas de acero a las industrias del Prado Marina es uno de los objetivos que se persigue. - Foto: DB

Después de años en los que las malas noticias han sido la tónica dominante en relación con la marcha del ferrocarril Directo Madrid-Aranda-Burgos, racha que se agravó de forma determinante con el descarrilamiento de un convoy en febrero de 2010 y vivió su punto álgido con la decisión adoptada el año pasado de suprimir el autobús que prestaba este servicio por carretera, parece que un rayo de esperanza se asoma en el negro horizonte de esta infraestructura. Así al menos puede desprenderse de la reunión que la alcaldesa de la capital ribereña, Raquel González, mantuvo hace casi un mes con el director general de Operaciones de Renfe, Luis Francisco Minallo, aunque su celebración no trascendió hasta ayer, en el que éste habría transmitido a la regidora arandina su total respaldo a la potenciación de este trazado ferroviario para el transporte de mercancías. «Él me manifestó su total apoyo a aumentar la utilización de la vía para el tema de mercancías. El suyo es un área comercial, que se dedica a vender su línea. Entonces, saben que si estuviera en funcionamiento, la capacidad de transporte de mercancías sería muy buena porque hay empresas a pie de vía dispuestas a usarlas», indicó González.

Los datos que maneja la operadora ferroviaria apuntarían a que, a pleno rendimiento, este trazado podría permitir el movimiento de alrededor de 500.000 toneladas de mercancías al año. Una cifra que, de confirmarse, duplicaría los datos que se manejan en el Ayuntamiento de Aranda, donde siempre se ha barajado un trasiego de 240.000 toneladas anuales gracias a las necesidades y producción de las empresas implantadas en el Polígono Industrial Prado Marina que permitirían que Castilla y León se convirtiera en la primera comunidad autónoma, sin puerto marítimo, en transporte de mercancía por ferrocarril.

El respaldo de Renfe a la explotación comercial de este trazao ferroviario, sin embargo, quedaría condicionado a que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) pusiera a disposición de la operadora el trazado en las mejores condiciones posibles y, lógicamente, expedito para poder circular por él. Por ello, la alcaldesa ha abierto un nuevo frente para intentar que se produzca la ansiada reapertura de una línea por la que es imposible que circulen convoyes desde que en marzo de 2011 un derrumbe en el túnel de Robregordo dejó anclada en su interior una máquina de mantenimiento.

En este sentido, González viaja hoy a Madrid para encontrarse con el director general de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, al que le pedirá explicaciones sobre la situación con el desprendimiento de Somosierra y ante el que defenderá la viabilidad del trazado para, por lo menos, el transporte de mercancías. Una ronda de negociaciones que espera dar continuidad en un futuro próximo reuniéndose también con el nuevo presidente de Adif, Gonzalo Ferre, para transmitirle igualmente las reivindicaciones relacionadas con la potenciación de esta línea y la necesaria e inexcusable implicación del departamento que él preside para que pueda llevarse a cabo.