Paco Santamaría, nominado al Premio Goya de fotografía

B.A.
-
Paco Santamaría, nominado al Premio Goya de fotografía

El burgalés afincado en Aranda es uno de los diez finalistas dentro de la categoría de retratos.

El fotógrafo burgalés afincado en Aranda, Paco Santamaría, ha sido nominado por tercera vez a un Premio Goya, unos prestigiosos galardones con los que cada dos años la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Aragón reconoce los mejores trabajos fotográficos realizados a nivel europeo. En esta ocasión, Santamaría es uno de los diez finalistas dentro de la categoría de retrato, en la que opta al reconocimiento con una imagen en la que la protagonista es su hija pequeña, lo que supone para el profesional «un doble motivo de alegría». 
Paco Santamaría presentó a esta convocatoria cuatro retratos. «Al principio te dicen que estás nominado, pero no te detallan con que fotografía, lo que te despierta un gran interés por descubrir cuál ha sido la que más ha gustado al jurado y por qué», comenta el fotógrafo. En este caso, la imagen escogida salió de una sesión que realizó a su hija por petición de ella misma. «Lo hicimos en plan divertido y luego fui tratando la imagen como un experimento de obra personal. En ese proceso de edición traté de dar a la imagen unas pinceladas, pero sin  esa mirada, esa composición y esa iluminación, no se hubiera logrado ese resultado», explica.
Exposición. Las fotografías nominadas en cada una de las categorías se pueden visitar desde este domingo 20 de enero hasta el 27 de febrero en la sala de exposiciones de Aragonia, en Zaragoza. Los galardonados de esta edición 2018 se conocerán el próximo 2 de febrero, en el marco de una gala que se celebrará en el Centro de Historias, también en la ciudad de Zaragoza, donde asistirá el fotógrafo burgalés para seguir de cerca la resolución de los mismos. 
La primera nominación de Paco Santamaría a un premio Goya fue en el año 2011, también en la categoría de retratos. En este caso el protagonista de la imagen era Félix González, el que fuera presidente del comité de empresa de la azucarera arandina, en las instalaciones ya cerradas de esa empresa y que formaba parte de un trabajo sobre la misma que llevaba desarrollando tiempo. 
La segunda nominación a estos Goya de la fotografía fue en el año 2013, en esta ocasión en la categoría de industrial-publicitario y con una composición fotográfica partiendo de algunas de las imágenes que tomó de algunas de las máquinas existentes en dicha instalación fabril y dándole la apariencia de otra máquina.