El nuevo contrato de limpieza se tendrá como pronto en julio

Ó.C
-

El documento revisado se someterá a votación en el Pleno del mes de marzo, tras más de un año desde que se retirara el anterior, que se aprobó en enero de 2018 y que incumplía la normativa

El nuevo contrato de limpieza se tendrá como pronto en julio

La situación del servicio de basuras y limpieza viaria se aclara después de un proceso complicado, en el que el pliego se llegó a aprobar en enero de 2018, aunque posteriormente se retiró para cumplir con la normativa, lo que hace que el servicio se mantenga en prórroga forzosa. En esta situación continúa el contrato pero el equipo de gobierno ha anunciado que el nuevo documento se someterá a votación en el Pleno de marzo, tras revisarse todos los requisitos que obligaron a echar atrás el pliego que salió adelante con los votos a favor de los representantes socialistas y de Miranda Puede.
El concejal de Servicios, Adrián San Emeterio, avanzó en cuanto a la tramitación que se tiene que seguir, que lo primero sería «ir a la Comisión, luego al Pleno», y con estos requisitos cumplidos, habría que esperar a su publicación en el Boletín de la Comunidad Económica Europea para que esté cuarenta días en exposición y posteriormente iniciar el tiempo para recibir las ofertas. Tras la valoración y «yendo todo rodado serían cuatro meses» hasta que entre en vigor el próximo contrato.
Al margen de esto, el concejal de Servicios destacó que lo que se ha modificado son los puntos que entraban en conflicto con la nueva ley de contratos públicos, entre los que destacaba la duración del contrato que ha pasado de los cuatro años más dos de prórroga a los diez. Lo que no ha variado es el precio de licitación, que saldrá por unos tres millones de euros, por lo que el montante total rozará los treinta, con un 67% destinado al personal.
Precisamente, respecto a la subrogación de la plantilla o la renovación de la maquinaria, este tipo de puntos no ha variado, por lo que se mantienen los 53 trabajadores que se fijaron inicialmente en el pliego. En este sentido, el responsable municipal señaló que la parte técnica prácticamente no se ha modificado, tan solo en «detalles», y lo principal ha estado en las modificaciones «jurídico administrativas».
No obstante, por parte de la alcaldesa, Aitana Hernando, se defendió que a pesar de que los cambios no han sido de envergadura «no llevamos un año para cambiar cuatro cosas», ya que el problema es que se han tenido que repasar las más de trescientas páginas del pliego para ver qué cuestiones se tenían que modificar.
Vinculado al nuevo contrato de basuras, también se está trabajando en la elaboración del pliego de gestión de la perrera, puesto que este servicio se dejará de prestar por parte de la UTE de limpieza como sucede ahora. En este sentido, Hernando reconoció que la perrera actual «está obsoleta» y avanzó que se tienen «los planos y el boceto técnico» para la nueva.
Al margen de esto, se espera que el pliego se pueda someter a votación también en marzo, porque «la idea es que los tiempos coincidan de tal manera que cuando se adjudique el servicio de limpieza se adjudique también el de la perrera para que no se quede sin gestión». Un nuevo contrato que será de cuatro años más uno prorrogable y la intención es que una vez se cumpla, se pueda acometer su municipalización, como se había propuesto por parte de Miranda Puede en el acuerdo de presupuesto.


Las más vistas