"Con el mismo resultado que Lacalle yo habría dimitido"

J.M.
-

El pasado domingo logró la primera victoria del PSOE en unas elecciones municipales. Como hiciera en campaña, sigue seduciendo a Cs para que facilite el cambio y también le pide, una vez que ya han sido las elecciones, que «se aclare»

De la Rosa, con la ciudad de fondo. - Foto: Alberto Rodrigo

Fue el vencedor en las urnas y también el ganador moral de la jornada electoral. Aunque está convencido de que los ciudadanos han hablado claro y en clave de cambio es consciente de que no tienen una mayoría suficiente y teme porque Cs caiga en los brazos del PP y Vox.

La semana pasada hablaba de que su victoria tenía que ser por KO para que el cambio fuera incontestable. ¿Ve cumplido el objetivo?

Supera las expectativas que tenía. Barajaba una victoria clara pero no tan rotunda. Y no tengo nada más que palabras de agradecimiento hacia esos 33.000 vecinos que nos han depositado su confianza y también una carga de ilusión importante. De eso soy también muy consciente.

¿Siente que va a ser el próximo alcalde de la ciudad?

Quiero pensar que sí. Me he sentido siempre con esa condición. Creo que puedo ser un buen alcalde para la ciudad pero no depende ya exclusivamente de mí. Soy consciente de que he tenido un buen resultado, histórico para el PSOE, pero insuficiente porque las mayorías absolutas han pasado a mejor vida.

¿Le han llamado el resto de candidatos para felicitarle por la victoria electoral?

Vicente Marañón me ha llamado esta mañana para felicitarme y yo también le he dado la enhorabuena a él. Nosotros hemos logrado una victoria incontestable pero Cs no ha obtenido un mal resultado. He recibido también un mensaje de Ángel Martín (Vox) y esta tarde he recibido también uno de Javier Lacalle y de Raúl Salinero.

¿La conversación con Marañón ha ido más allá de esas felicitaciones?

Sabíamos que no era el momento pero no hemos instado en los próximos días a entablar conversaciones formales. Me ha reconocido que está pendiente de que ese comité de pactos que han generado a nivel nacional pueda hacer también un análisis de lo que ha sucedido en Castilla y León y en Burgos, pero si nos hemos emplazado a hablar porque parece obvio que las conversaciones tienen que desarrollarse.

De momento, el candidato de Cs no ha dicho públicamente si le prefiere a usted como alcalde o un pacto con el PP y Vox. ¿Cómo interpreta esos silencios?

Ya ha pasado la campaña y es el momento de que Cs se tiene que aclarar. Sobretodo, hacerlo en clave de lo que el domingo demostraron los ciudadanos en las urnas: un mandato claro  por el cambio. Eso es algo que a Ciudadanos le ha costado mucho interiorizarlo en Burgos y lo digo por las experiencias pasadas. Pero como ya he dicho en otras ocasiones, quiero darle un voto de confianza y por ahora Marañón no ha cerrado esta puerta. Es el momento de que demuestren eso de que han venido a regenerar la política y para eso hay que mandar al PP a la oposición. Eso es así. Está claro que el cambio lo debe de liderar el PSOE, como se ha demostrado en las urnas, pero el otro día también otros mandato claro para de que Cs contribuya a ello. Porque estoy convencido de que prácticamente no habrá ningún votante suyo que quiera que continúe el PP en el Gobierno.

¿Teme una alianza entre el PP, Cs y Vox para que el centro-derecha se quede la Alcaldía?

Obviamente. No sé si la palabra es temer. Lo que me gustaría es combatirla porque lo que quiero es llamar la atención sobre la capacidad que podría tener Vox para, con apenas dos concejales, ser decisivo en este Ayuntamiento. Hay que evitar, por encima de todo, que la extrema derecha pueda controlar el destino de esta ciudad ante una posible confluencia con el PP y Cs.

¿Es incuestionable que, de alguna manera, necesitan de Cs para poder gobernar. ¿Prefiere tenerlos con usted en una coalición o un gobierno en minoría?

Plantearé ambos escenarios a Marañón en los próximos días porque no me voy a sentar con ninguna línea roja preestablecida. Soy consciente de que hay que llegar a algún tipo de acuerdos con ellos. Bien sea con un gobierno en coalición, que de entrada me parecería la opción preferente porque da más estabilidad al Gobierno y sumaríamos 16 concejales. Creo que en esta ciudad ambas formaciones han salido reforzadas y creo que representan el sentir mayoritario del conjunto de la sociedad burgalesa. Ahora bien, si no se sienten cómodos, al menos les pediría que me permitan hacerlo en minoría. Eso podría hacer que a lo largo del mandato se conviertan en un socio preferente. Puedo asegurar que lo que hemos hecho en la oposición lo haremos en el Gobierno. Me encantaría cambiar el comportamiento que ha tenido el PP tradicionalmente para poder establecer acuerdos puntuales con la mayoría de las fuerzas políticas. O con todas.

¿Qué piensa cuando escucha a Javier Lacalle decir que los burgaleses han querido que el centro-derecha gobierne la ciudad de Burgos durante los próximos 4 años?

Está en shock. No se ha enterado de nada. Lacalle ha obtenido el peor resultado de la historia del PP en la ciudad de Burgos y ha perdido 8 concejales en 8 años. Que se lo haga mirar. Pero es que ayer (por el domingo) no hubo un atisbo de autocrítica ni de humildad. Yo en su situación habría tenido una posición completamente diferente. De no haber logrado una victoria por parte del PSOE hubiera puesto mi cargo a disposición del partido o habría dimitido. No te quepa ninguna duda. Y el resultado de Lacalle es para dimitir.

¿Entiende que lo tenía que haber hecho?

Yo lo hubiera hecho. Él que haga lo que tiene que hacer.

¿Los burgaleses, dando 11 concejales al PSOE y 7 al PP han votado en clave de cambio?

Eso es lo que han hecho. Y además han votado un cambio en el que no cabe otro escenario que no sea el del progreso, liderado por el PSOE y desde la centralidad política. Soy muy consciente de que no se han visto reforzadas las opciones a la izquierda del PSOE y no se me caen los anillos para reconocer que el mejor de los escenarios posibles para representar a la ciudad, realmente después de lo visto ayer, es que lleguemos a un acuerdo con Cs para gobernar.

¿Por qué cree que han sacado su mejor resultado?

El escenario de la política nacional nos ha favorecido, eso no lo oculto. Debo reconocer que hace 6 meses no sabía si la confluencia de tantas elecciones nos iban a favorecer. El presidente Sánchez nos ha llevado en volandas, pero hay muchos matices y en Burgos especialmente. Si aquí es particularmente bueno el resultado es porque la gente también ha votado, y mucho, en clave local. Es evidente que no hemos ganado solo votos progresistas de la izquierda que tenía Imagina, es que hemos ganado, sobretodo, de centro y de gente que no votaba al PSOE pero que confía en nosotros por lo que hemos demostrado estos 4 años. Que se han creído que hay otra manera de hacer política, basada en los intereses de la ciudad y de los vecinos y no partidistas. Hemos demostrado también algo que es muy importante en política: ser un grupo sólido, unido, con ideas y un proyecto claro. Y eso da confianza, que es clave.



Las más vistas