CCOO exige mejoras en la gestión ambiental de los hospitales

Europa Press
-

El sindicato reclama a la Consejería de Sanidad un plan integral de sostenibilidad para los centros hospitalarios de la Comunidad. Un estudio de Comisiones destaca la correcta gestión de los residuos peligrosos en los grandes hospitales

CCOO exige mejoras en la gestión ambiental de los hospitales - Foto: Alberto Rodrigo

El sindicato Comisiones Obreras ha reivindicado a la Consejería de Sanidad que se dote de un plan estratégico de medio ambiente que integre la sostenibilidad en el conjunto de actividades sanitarias y ha reclamado debatir que los temas ambientales sean objeto de debate y participación en los hospitales.
Así lo han asegurado el responsable de Salud Laboral de la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO en Valladolid, José Luis Paniagua, y la secretaria provincial de la Federación, Soledad Hernández, en una rueda de prensa en la que han presentado los resultados de un informe sobre los residuos sanitarios en los hospitales.
El estudio ha supuesto visitas a los once hospitales públicos más grandes de Castilla y León (los situados en capitales de provincia) a lo largo de 2019 y la realización de entrevistas y un cuestionario a personal de diferentes servicios para evaluar la separación en origen y segregación de los residuos generados en los distintos servicios, ya que en materia de residuos peligrosos todos cumplen la normativa.
José Luis Paniagua ha destacado como primera conclusión que hay una "conciencia ambiental" y una actuación "proactiva" entre los trabajadores que, en muchos servicios, han hecho propuestas relativas a la generación de residuos urbanos y asimilables.
Así, entre otras se han hecho propuestas para reducir envases y embalajes, tanto de medicamentos como de ropa y prendas, así como la solicitud de contenedores para llevar a cabo una recogida selectiva.
"CARENCIAS"
Aunque se cumplen la normativa de que cada centro cuente con un plan interno de gestión de residuos, se han detectado algunas "carencias" en la aplicación del plan como en lo que se refiere a formación y sensibilización del personal, la falta de definición de responsabilidad de los diferentes trabajadores o ineficiencia en la separación en origen de residuos no peligrosos, ya que a pesar de la elevada generación de los mismos no se separa adecuadamente.
En este contexto, Paniagua ha señalado que una de las carencias que hay también es que algunos residuos asimilables a los urbanos acaban en contenedores de residuos peligrosos, que pueden verse saturados, por lo que ha reclamado una mayor sensibilización del personal para que conozca cómo actuar y recicle en origen. En definitiva, se trata de que los hospitales sean "reflejo" de lo que se pretende como sociedad.
Por ello, una de las principales reivindicaciones del sindicato a la Consejería de Sanidad es la elaboración de un plan estratégico de medio ambiente que integre la sostenibilidad en el conjunto de las actividades sanitarias y reduzca su huella ecológica. A este respecto, Soledad Hernández ha señalado que esta estrategia incluiría un plan de acción para distintos ámbitos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la contratación y compras ecológicas o prevención y gestión de residuos.
Hernández ha apuntado que, en el ámbito de la movilidad, hay miles de personas que acuden cada día a los hospitales en sus vehículos particulares y hay un problema de plazas de aparcamiento y algunos centros trabajan en un plan de movilidad sostenible que piden que se extienda a todos para la "ecologización" de estos centros de trabajo.
Tanto el informe como las diferentes propuestas se han hecho llegar a la Consejería de Sanidad, a la que se ha reclamado que los temas medioambientales sean objeto de debate y participación en los hospitales.
RESULTADOS DEL INFORME
En concreto, en el estudio se refleja que todos los hospitales cuentan con un plan interno de gestión d residuos, pero sólo la mitad tienen una definición de las distintas responsabilidades del personal implicado y, también el 50 por ciento, tiene implantada la formación sobre la segregación de los distintos tipos de residuos.
Sin embargo, sólo un 25 por ciento cumple con la realización de campañas de concienciación sobre la reducción y el reciclaje y un 47,5 imparte otra formación sobre medios de protección personal, seguridad e higiene, entre otras.
Por lo que se refiere a las cuestiones generales relativas a la gestión de los residuos no peligrosos, todos cuentan con envases, ubicación y accesibilidad correctos para los residuos del Grupo I, pero ninguno cuenta con otros para separar vidrio no contaminado y sólo el 15 por ciento cuenta con contenedores para separar envases de plástico no contaminado.
Un 43 por ciento tienen contenedores para separar papel y cartón, un 37,5 para separar equipos electrónicos o eléctricos y en un 25 por ciento se cumple la correcta eliminación de los residuos del Grupo II por el personal implicado y los envases, ubicación y accesibilidad de estos residuos es correcto en todos los centros hospitalarios.
En cuanto a la recogida y almacenamiento de los residuos, el grado de cumplimiento es del 50 por ciento o superior en todos los puntos analizados salvo en lo que se refiere a los carros y ascensores destinados a la evacuación de residuos.