Medina abrirá sus bolsas de empleo temporal tras 4 años

A.C.
-

Cerca de 500 personas optaron a las convocatorias de 2016. Las nuevas tendrán 24 meses de vigencia

Medina abrirá sus bolsas de empleo temporal tras 4 años

Un total de 470 personas se presentaron en el primer semestre de 2016 a las seis bolsas de empleo temporal convocadas en el comienzo de la pasada legislatura y cuya duración era de cuatro años. A punto de concluir su vigencia, el alcalde, Isaac Angulo, ya prepara las bases de las nuevas bolsas que se convocarán antes de abril para que, una vez realizadas las pruebas prácticas, el Ayuntamiento cuente con listas definitivas y "pueda  comenzar a contratar nuevos trabajadores temporales en mayo". Esta vez, su vigencia será de dos años y la previsión es volverlas a abrir en 2022 por un nuevo periodo de dos años para "dar oportunidad a quienes se puedan quedar en paro más adelante", como señala el regidor. 
En 2016 se convocaron seis grandes bolsas de empleo de las categorías de conserje (57 aspirantes), peón de obra o albañilería (67 aspirantes), peón de jardinería (118), peón de limpieza de edificios municipales (122), peón de limpieza viaria y recogida de residuos (97) y auxiliar administrativo (90). Tras la realización de las pruebas prácticas, que fueron muy decisivas en bolsas, como la de auxiliar administrativo, que se quedó con solo 12 admitidos de los 90 inscritos, quedaron seleccionadas 296 personas.
En esta ocasión, el alcalde avanza que las categorías de limpieza viaria, jardinería y albañilería, las vinculadas a trabajos de calle, se van a concentrar en una sola bolsa de peón de servicios generales. Angulo recuerda que en 2016  "se presentaron las mismas personas a las tres bolsas en muchos casos y ello conllevó un gran esfuerzo en los procesos selectivos". El alcalde quiere ahorrar trabajo burocrático, pero además señala que "de la experiencia se aprende", lo que le ha llevado a observar que es necesario contratar "trabajadores que sepan hacer un poco de todo y que sean versátiles". Además, con esta fórmula el equipo de gobierno quiere evitar que un peón de limpieza se niegue a dar apoyo en jardinería o viceversa y que "el personal se adapte a las necesidades reales del Ayuntamiento".
 Otra de las novedades de esta convocatoria será que los contratos podrán ser de más de seis meses, el límite marcado en 2016. No obstante, un trabajador podrá llegar a un máximo de dos años trabajando para el Ayuntamiento con diferentes contratos, si es que vuelve a ser repescado por la bolsa de empleo por renuncias de otras personas o por ser pocos en la lista y muchas las necesidad de ese perfil de trabajadores.
El regidor admite que "hay que ajustar los tiempos de contratación, porque hemos detectado que muchas veces los empleados eran necesarios durante periodos de 8 ó 9 meses, como sucede con los monitores deportivos y de las piscinas climatizadas y el gimnasio", por ejemplo. "Hemos aprendido de los errores y nos adaptaremos a la realidad de los servicios municipales", agrega Isaac Angulo, quien en estos años se ha encontrado con situaciones, como la de un empleado de la limpieza de la piscina que se cayó al agua fuera del horario de apertura al público, en el que ya no había socorristas, y no sabía nadar. Todo quedó en un susto, pero en las próximas bolsas de empleo, a quien pise estas instalaciones deportivas se le exigirá saber nadar  como condición para optar a cualquier puesto, incluso el de la limpieza.
117 nóminas. El pasado mes, el Consistorio abonó 117 nóminas, 31 de empleados temporales. Las piscinas climatizadas, la Escuela de Música, el Museo Histórico, la Providencia y los equipos de calle son los que reúnen el mayor número de temporales. En el caso de las climatizadas, el personal deportivo se rige por bolsas de distintas fechas, dado que el Ayuntamiento tiene dificultad para encontrar trabajadores con el perfil y ha convocado plazas en más de una ocasión