Ana Castellanos


La nieve marca diferencias

14/01/2021

En la que tanto llaman España vacía la nieve también marca diferencias. Porque hay lugares un poco vacíos, pero otros mucho más y, además, condenados a estarlo cada vez más gracias al olvido de las instituciones. En el medio rural también hay ciudadanos de primera y de segunda y si no que se lo digan a los muchos que durante este temporal han sufrido días de aislamiento por un simple motivo, por ser pocos en el pueblo.

Los números marcan muchas veces la diferencia y las ganas de las autoridades también. Está claro que se deben de retirar la nieve de los pocos metros de acera o calle que tengan frente a su casa como hacen los disciplinados vecinos de Nueva York, quienes de no hacerlo se arriesgan a una multa tan copiosa como las nevadas que caen en la urbe estadounidense. Pero de ahí a que le digan a un ciudadano que coja su tractor y se limpie cinco kilómetros de camino forestal él solito y gratis creo que va un trecho.

Eso le ha ocurrido estos días pasados a Juanma, vecino de Robredo de Losa (Medina de Pomar), que infructuosamente ha tratado de que le retirarán la nieve de alguno de los cuatro accesos que llegan al pueblo. Y eso ha ocurrido en un municipio con personal, medios y presupuesto suficiente como para ocuparse de dar servicios a los vecinos de sus pueblos. Me pregunto qué sucede en muchas de las centenares de pedanías de Las Merindades, donde los vecinos sencillamente se han acostumbrado a la ausencia de servicios públicos y ya ni protestan, como Eloy, de 79 años, quien tras ver durante toda su vida como en Robredo son los vecinos los que se tienen que sacar las castañas del fuego, ya ni se inmuta y espera con la paciencia que dan los años a que la nieve se derrita.



Las más vistas