El Polideportivo recupera socios por primera vez en 5 años

Ó.C
-

En 2019 se ha experimentado un repunte de 70 abonados respecto al ejercicio anterior y se ha llegado a los 5.418. En 2015 había 7.371, pero en tan solo 12 meses se perdieron 1.700

El Polideportivo recupera socios por primera vez en 5 años

El número de socios del Polideportivo de Anduva ha subido en este 2019. En términos generales, el aumento ha sido moderado, puesto que se ha quedado en los 70 nuevos abonados. Sin embargo, de esta manera las instalaciones municipales han conseguido romper una tendencia negativa y que ya se había convertido en una sangría. Además, la dinámica negativa influye en las cantidades que se tienen que aportar desde las arcas municipales, puesto que el mantenimiento de las instalaciones cuesta unos dos millones de euros al año. Una cantidad que se queda muy lejos de lo que se recauda. 
En cualquier caso, con la subida experimentada «y a fecha de 31 de julio» como detalla el concejal de Deportes, José María Alonso, la cifra se ha quedado en los 5.418 abonados, que pueden entrar gratis a las piscinas de verano de Anduva y de Los Ángeles, junto a los descuentos por utilizar el resto de las instalaciones durante todo del año. En el 2018, la cifra que se registró era de 5.348 y en 2017 de 5.662. No obstante, en los últimos cinco años, las instalaciones deportivas tuvieron el mayor bajón del 2015 al 2016, cuando la pérdida fue de unas 1.700 personas.
No obstante, la sangría todavía ha sido más grande si lo comparamos con la primera década del 2000. En ese momento fue cuando la ciudad logró su mayor población, y con ese punto de partida el Polideportivo también tocó techo en cuanto al número de abonados. En este sentido, en el 2006 se sobrepasaron los 10.000 socios y en el 2012 la cifra seguía siendo mayor a la actual, puesto que el número de abonados se mantenían por encima de los 8.000.
Respecto al tipo de abonados que se registran, en las tasas municipales es donde se marcan las diferentes categorías con varias tarifas, que en los últimos años se han congelado, para poder conseguir el carné. De esta manera se hace un precio en función de las edades o para los empadronados, aunque en cualquier caso se potencia que las familias se abonen al completo. 
Así es como consigue el Ayuntamiento el mayor número de socios. En concreto, dentro de la categoría de matrimonios, parejas de hecho o familias monoparentales se han contabilizado 217 solicitudes, con un coste de 70 euros al año por carné, con un 5% de descuento en caso de tener el pago domiciliado. A esto habría que sumar los menores, que en caso de estar empadronados pagan 25 euros de cinco a trece años o cincuenta desde los catorce a los treinta. En caso de no estar empadronados el precio es de cincuenta y cien euros. 
Al margen de estas categorías, las cantidades más altas establecidas por el Ayuntamiento corresponden a los mayores de treinta años en adelante que se lo sacan de manera individual. Para estos casos, si la persona está empadronada, se pagan 90 euros al año, mientras que si no se está inscrito dentro del censo municipal el coste asciende hasta los 165 euros.
El aspecto económico, pero también el estado de las instalaciones deportivas, aglutinan la mayoría de las críticas que se hacen con cierta frecuencia desde la oposición, que ha llegado a pedir en bloque una comisión para tratar de realizar un análisis y encontrar soluciones a la pérdida de respuesta de los vecinos de la ciudad. Esto es algo que no se ha realizado, aunque el equipo de gobierno también ha tratado de poner remedio, renovando instalaciones, como es el caso del Pabellón Naranja o la pista de atletismo, o proyectando mejoras, como la piscina climatizada que está paralizada.


Las más vistas