scorecardresearch

Grietas en el bipartito a costa del derribo en el Niño Jesús

C.M.
-

Una pregunta del PP en la Comisión de Licencias genera polémica entre los ediles socialistas y Rodríguez-Vigil

El edificio que se demolió es el situado a la izquierda de la imagen. - Foto: Patricia

La resolución que anula la multa a la empresa que transformó en viviendas el antiguo colegio Niño Jesús por la desaparición de una de las fachadas que estaba protegida por la normativa urbanística abre una brecha en el seno del bipartito.
La escenificación de la tensión entre los ediles socialistas y el concejal de Ciudadanos Julio Rodríguez-Vigil se produjo ayer en el seno de la Comisión de Licencias a raíz de una pregunta del Partido Popular sobre el contenido del expediente. El concejal naranja reiteró que no firmará el informe elaborado por una funcionaria que reduce a cero euros la multa a pesar de haber una propuesta inicial de 150.000 euros y anunció la celebración de una comisión monográfica sobre el mismo el próximo día 20. «Ha habido tensión entre los concejales del PSOE y Julio Rodríguez-Vigil y entre este y los funcionarios. El PSOE defiende el informe y Rodríguez-Vigil no está de acuerdo», indicó el concejal de Vox Fernando Martínez-Acitores.

El concejal del PP Jorge Berzosa coincidió también en las discusiones que se produjeron entre los integrantes del bipartito a cuenta de este expediente y del nombramiento de un arquitecto municipal para que realice una prueba técnica que confirme o rectifique la resolución de que deja sin sanción la pérdida de una parte de la fachada original. «Rodríguez-Vigil mostró su sorpresa sobre que el técnico encargado de hacer el segundo informe fuera a ser municipal y aseguró que este extremo no se concretó en la reunión que sobre este tema se celebró hace unos días con la asistencia del alcalde y técnicos de Licencias», indicó el popular. 

Berzosa mostró sus dudas sobre que un técnico pueda hacer un informe dos años después de demolerse la fachada y determinar si había riesgo de caíga o se demolió por la empresa. «Cuando se cayó es cuándo tenía que haber ido un técnico municipal y hacer el informe en ese momento», añadió Berzosa, que recordó que cuando el PSOE estaba en la oposición pidió «la sanción máxima» e indicó que la convocatoria de la comisión monográfica «le ha sentado mal a los socialistas». 

Grabación de las comisiones. Los corporativos que acuden a la Comisión de Licencias se enteraron ayer de que las sesiones estaban siendo grabadas por el jefe de la sección con el objetivo de elaborar luego las actas sin que se les hubiera pedido permiso, lo que generó cierta polémica. 

Al parecer, las grabaciones se producen desde hace un año mediante un teléfono móvil y solo recogen el sonido para elaborar las actas de manera más fidedigna. El PPreclamó ayer un informe sobre el número de comisiones que se graban. «No quisieron grabar la comisión de investigación de Aguas y ahora nos encontramos con esto», señaló Jorge Berzosa.