Los pies que doman la hierba y el tartán

Carlos Ciria (EFE)
-
Los pies que doman la hierba y el tartán - Foto: Javier Cebollada

Salma Paralluelo es todo un talento que deslumbra en la pista y con el balón, es campeona europea y mundial sub-17 de fútbol pero también joven promesa del atletismo, nacional, por lo que deberá elegir su futuro entre los dos deportes

Es difícil que un deportista demuestre el mismo talento en disciplinas diferentes que incluso no comparten el mismo terreno. Pero cuando ocurre el caso, no se duda en decir que el atleta es, como mínimo, un prodigio.

Y Salma Paralluelo, sin lugar a dudas, lo es. Algo “excepcional” tiene esta aragonesa de tan solo 15 años que milita en el Zaragoza Club de Fútbol Femenino y que ya es campeona de Europa y del Mundo Sub-17. Pero su palmarés no se ciñe solo al balompié.

Porque cuando la joven deja el balón se calza las zapatillas para brillar en las pistas de atletismo. Su último logro en el nacional de Antequera, un bronce y la plusmarca española sub-18 en 400 lisos, le han servido un billete directo al Europeo absoluto de Glasgow, que comienza mañana.

“No voy con ninguna expectativa, lo único que quiero es competir, intentar alcanzar un buen puesto y, si puede ser, reducir mi marca aún más. Si lo logro estará genial y si no, tocará seguir trabajando”, comenta Salma, a quien sus compañeras le apodan ‘la gacela’.

El nacional de Antequera fue su debut en la categoría absoluta pero ni su condición de novata ni los nervios típicos de la competición le impidieron demostrar que tiene talento. “Lo que sucedió no me lo esperaba para nada”, reconoce. Su espléndida actuación fue una hazaña casi imposible. Solo una persona, la marchadora noruega Kjersti Tisse, logró acudir a un Europeo con 15 años recién cumplidos y tres décadas después, la zaragozana sigue los pasos de la deportista nórdica, sumando así un nuevo logro en su currículo.

 

A dos bandas

Además de destacar sobre la pista, Salma es pieza clave para el conjunto aragonés y la selección española, con la que ha conseguido ser campeona de Europa y del Mundo Sub-17 en 2018. Además, recientemente ha sido galardonada con el Premio Leonor, que reconoce al deportista, menor de 18 años, que más haya destacado durante el año por su progresión deportiva.

Su agenda apenas tiene huecos en blanco, hace malabares para compaginar los estudios con el fútbol y el atletismo. "Es complicado compaginar todo porque tengo horarios muy fijos, con deporte todos los días, y muy poco tiempo para estudiar, pero los dos deportes me gustan mucho y no quiero renunciar a nada por el momento", explica la joven.

Pasan los meses y el momento de tomar una decisión se acerca. ¿Fútbol o atletismo? Ésa es la cuestión que reconcome a Salma. Pero dentro de la incertidumbre que desprende su futuro deportivo, ella vislumbra un sueño: llegar a unos Juegos Olímpicos. No se sabe ni en qué disciplina ni cuándo se producirá, pero tal y como dice la 'gacela', irá "a tope" para conseguirlo.

 Javier Cebollada
- Foto: Javier Cebollada