27 empleados saldrán de CaixaBank en Burgos

J.D.M.
-
27 empleados saldrán de CaixaBank en Burgos - Foto: Luis López Araico

Son uno menos de los esperados. CCOO no firma el pacto al que la dirección y el resto de sindicatos llegaron este miércoles por incluir una movilidad forzosa de hasta 75 kilómetros

La dirección de CaixaBank y los sindicatos con representación en la entidad, salvo CCOO, alcanzaron ayer un acuerdo para reducir la afectación del Expediente de Regulación de Empleo de 2.157 a 2.023 empleados en toda España, 27 de ellos en Burgos (uno menos de lo previsto).
El plazo de adhesión al plan de extinciones voluntarias e indemnizadas empezará a finales de este mes y acabará a mediados de junio. La empresa estima que el 60% de los empleados que se sumen al programa saldrán de la entidad en la segunda mitad de 2019 y el resto lo hará en el segundo semestre de 2020.
Tras cuatro meses de negociaciones y una última reunión que, con recesos, se alargó hasta el mediodía de ayer, CaixaBank y los sindicatos UGT, SECB, SIB, FEC y CIC sellaron definitivamente un acuerdo que recoge algunas de las demandas planteadas por la representación sindical, como el incremento de las primas tanto por extinciones como por movilidad forzosa.
CCOO, que cuenta con el 40,85% de la representación, trató «hasta el último momento» de quitar la movilidad forzosa de 75 kilómetros porque, cree, «supone dar carta blanca a una purga» y al no lograrlo se abstuvo de firmar un acuerdo en el que la plantilla «no gana absolutamente nada» e implica, entre otras cosas, «pérdida de promoción y expectativas» (por la eliminación de las subdirecciones y por el «número desorbitado» de oficinas de uno y dos empleados), además de «dificultades para mantener el horario general o un traslado lejos de tu familia».
Sobre las extinciones, a los nacidos antes de 1961 y hasta 1965 que acepten apuntarse al ERE (colectivo A), se les abonará el 57% de su salario regulador -el fijo con algunos complementos- hasta los 63 años, así como el correspondiente convenio de la Seguridad Social hasta esa edad, y una prima de entre 18.000 euros y 28.000 euros. A los nacidos en 1966 y 1967 se abonará ese mismo porcentaje del salario durante ocho anualidades y se les pagará el convenio especial de la Seguridad Social hasta los 63 años, al tiempo que recibirán una prima de 38.000 euros. Y a los voluntarios del colectivo C (menores de 52 años) que acepten rescindir su relación laboral con CaixaBank, recibirán una indemnización de 45 días por año trabajado con un mínimo de 36 meses y un máximo de 42, así como un prima de entre 13.000 y 23.000 euros.
Otros puntos que recoge el acuerdo son la ampliación tanto del horario de atención al público en oficinas tradicionales hasta las 14.30 horas, como de la red de oficinas Store y Business Bank (con atención de gestores de banca de particulares y Banca Premier) y la del servicio digital inTouch hasta alcanzar los 2.000 expertos en atención remota.
CaixaBank calcula que el programa le costará unos 890 millones pero le permitirá ahorrar 190 al año.