Sebas Velasco retrata el cambio de los países del este

I.L.H.
-

Las luces de neón de los países de la órbita soviética, su arquitectura, la tipografía de los carteles, la transición... El artista burgalés recrea en el Consulado del Mar la estética de esta zona de Europa a través de dieciséis lienzos.

Sebas Velasco retrata el cambio de los países del este - Foto: Alberto Rodrigo

En dieciséis lienzos repasa más de setenta años de cambios. La fisonomía de los países de la Europa del Este ejerce sobre Sebas Velasco (Burgos, 1988) una atracción que va más allá de la estética. Le interesa la imagen visual que presentan las ciudades de los países de la órbita soviética, la arquitectura y urbanismo de los años 60 y la luz que desprenden, además del interés histórico o político.  
Esa atracción global le lleva a recorrer en 13 óleos y tres dibujos el pasado y el presente de Yugoslavia (hoy Serbia), Hungría, Polonia, Ucrania... en blanco y negro cuando habla del pasado (cinco obras) y en color para retratar la imagen de hoy (el resto). El resumen pictórico lo inaugura esta tarde en el Consulado del Mar en la exposición que ha titulado States of transition (Estados en transición) y que podrá verse hasta el 18 de diciembre.
Empieza el recorrido en blanco y negro con un cuadro que representa una estampa de 1946, después de la Segunda Guerra Mundial. La escena corresponde a la antigua Yugoslavia, con una partisana dando un discurso. Llega luego Polonia, y el uso de los neones que "se hizo intensivo a partir de los años 60, quizá para contrarrestar la grisura de la época", sostiene el pintor.
Del pasado también rescata en un lienzo la imagen de un hotel a la salida de una ciudad llamada Wroclan, que era alemana y tras la guerra pasó a formar parte de Polonia. El hotel, cuenta Velasco, está situado cerca de la estación del tren y el luminoso dice algo así como ‘Buenas noches en Wroclan’, dando la bienvenida: "Ese neón es de los pocos que se ha mantenido desde entonces y le tienen especial cariño", repasa el artista afincado en San Sebastián y que ha visitado los lugares retratados.
Una de las últimas obras en blanco y negro es un bloque de edificios durante su construcción, con las grúas por encima del hormigón (el lienzo se ha valido de una fotografía del Museo de Wroclan). Esa instantánea sirve de puente al color con un lienzo del mismo rincón capturado en la oscuridad.
El recorrido continúa con el contraste entre una época que se iba apagando y las luces de la nueva economía: "Sarajevo es una ciudad en la que se aprecia muy bien la transición y además, a mi juicio, mantiene unas luces especiales. Se ve la entrada de bancos y empresas. Es curioso porque se mantiene la estética pero cambian las firmas, ahora quizá están un poco más desordenadas", añade.
Sigue la descripción con la tipografía de los carteles, los modelos de automóviles de hace décadas, la arquitectura de barrios como el del Nuevo Belgrado, los luminosos de marcas de multinacionales antaño prohibidas...
El diseño de las ciudades habla de quienes las habitan sin necesidad de que la figura humana aparezca. Solo ocurre en dos de los dieciséis cuadros: la partisana primera y un chico con chaqueta roja de los últimos lienzos. El color, por supuesto, no está elegido al azar. "Al final son todas decisiones pictóricas, cromáticas, compositivas y temáticas", resume.

Sebas Velasco nació en Burgos en 1988 y está afincado en San Sebastián. Licenciado en Bellas Artes, estudió pintura en la Universidad del País Vasco (Leioa) y también realizó cursos superiores de ilustración en la Escuela Massana de Barcelona. Ha realizado exposiciones en galerías de España, Alemania y Estados Unidos.

De manera paralela a su trabajo en el estudio, mantiene una continua actividad en la calle, que le ha llevado a pintar murales en diferentes localizaciones españolas y europeas. La exposición podrá visitarse de martes a viernes en horario de 19 a 21 horas, sábados de 12 a 14 horas y de 19 a 21 horas; domingos y festivos de 12 a 14 horas.