Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Todos los grupos menos PSOE piden que se convoque el CPFF

SPC
-
Una de las votaciones en el pleno de las Cortes. - Foto: Ical

Martín acusa a los 'populares' de una "utilización partidista" de la financiación y De la Hoz critica que se pongan al lado del Gobierno y no de los castellanos y leoneses

El pleno de las Cortes de Castilla y León aprobó hoy, con el respaldo de todos los grupos, que se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y se liberen los 440 millones adeudados a la Comunidad de las entregas a cuenta, excepto el PSOE que se quedó solo y “entiende” que “está roto” el acuerdo de comunidad de abril de 2016 al no haberse ratificado.

La proposición no de ley del Grupo Popular contó con el voto favorable de Cs y todos los procuradores del Mixto (Podemos, UPL, Vox y Por Ávila), mientras que el socialista José Francisco Martín centró el debate en la enmienda presentada para ratificar, como dijo que había afirmado el consejero de Economía y Hacienda y el portavoz popular en la materia, el acuerdo de comunidad en materia de financiación firmado en abril de 2016.

“Asumir la enmienda es ratificar el acuerdo, no asumirla es romper el acuerdo”, sentenció José Francisco Martín (PSOE) durante su intervención en el pleno. En declaraciones posteriores, aclaró que “entiende que está roto” cuando no se ratificó por PP y Ciudadanos.

Martín enmarcó la PNL en una “utilización partidista de un sistema que no entienden”, a lo que el portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz, respondió en declaraciones a Ical que el acuerdo no está roto porque en el punto segundo de su propuesta se recoge. “Ellos (por el PSOE) son los que han votado en contra”, indicó.

De la Hoz calificó de “excusa” del PSOE para no votar a favor y ver que se quedaron solos en su posición y atribuyó a Martín “el lío” en lo que consideró que nada tenía que ver con la propuesta, cuyo objetivo era pedir que se desbloquee el dinero de las entregas a cuenta.

En la exposición de la PNL, el popular Salvador Cruz presentó como prioritario la reforma del sistema de financiación por el Gobierno al considerar que el actual no cubre el gasto de las consejerías sociales y ha supuesto un retroceso de un 10 por ciento en las entregas a cuenta.

Criticó el “frenazo” de Sánchez por no actualizar las entregas a cuenta comunicadas en 2019 y por retener 440 millones necesarios a la Comunidad, a la vez que rechazó que un Gobierno en funciones no pueda adoptar esa medida cuando aprobó medidas de gasto en los “viernes sociales”.

La proposición no de ley defendida por el popular en pedir el abono de los 440 millones del modelo de financiación y en ratificar el acuerdo suscrito por la Junta y los grupos de las Cortes para que Castilla y León cuente con los recursos suficientes y se tengan en cuenta sus variables de superficie, dispersión, baja densidad y envejecimiento.

El socialista José Francisco Martín atribuyó la escasa financiación actual a una “mala negociación” de la sanidad por la Junta, acusó al PP de no decir “nada” y estar “calladitos” con Rajoy y les recordó que rechazaron junto a Bildu los presupuestos presentados por Sánchez.

Cruz replicó que el acuerdo de financiación “sigue vigente” pero añadió que pide su ratificación porque Vox y Por Ávila, nuevos en la Cámara no le han suscrito, y censuró que Martín no dijera nada de las entregas a cuenta pendientes y que atribuya el agujero de la sanidad a una mala negociación. “Todas las comunidades negociaron mal”, preguntó.

En el cruce entre ambos, el socialista apeló a la corresponsabilidad fiscal para señalar que no se puede renunciar a recursos con la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones y luego exigir más financiación y el popular replicó si éste quiere que la Comunidad devuelva competencias. “Hoy recibimos menos recursos que en 2008, y dice que negociamos mal en 2001, deje de hacer parodias”, cerró en declaraciones recogidas por Ical.

Martín pidió la palabra para recordar que Cruz nada dijo de su enmienda y a no concedérsela el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, salió del hemiciclo.

Juan Pablo Izquierdo (Cs) relató algunos de los déficit del actual sistema cuya revisión “no se puede demorar más en el tiempo”, criticó la negociación del “cuponazo vasco” y abogó por la igualdad de condiciones con independencia de donde se viva. El procurador se mostró a favor de la PNL para que se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera y se desbloquee el “lamentable chantaje” de no liberar la cuantía pendiente a Castilla y León.

Por su parte, Luis Mariano Santos (UPL) afirmó que su posición no varía en función de quien Gobierne en España, estimó que se trata de un debate partidista y criticó que ni Mariano Rajoy ni Pedro Sánchez por un “ejercicio del miedo” no hayan aprobado un nuevo sistema. “Cada uno tiene su porción de responsabilidad”, indicó, para expresar que no será UPL quien no pida un modelo mejor por lo que anunció el voto a favor, pero recordó que la “reivindicación a la carta” no es lo mejor.