scorecardresearch
Luis J. Minguito

Dos minutos

Luis J. Minguito


El tiempo

04/10/2021

Cada día estoy más convencido de que el tiempo es a la vez el éxito y fracaso en el deporte. Pero no, no es una cosa solo mía, es algo palpable que separa lo tangible de lo emocional y que inconscientemente cala, sin saberlo, en la mente de cada aficionado, jugador, técnico o árbitro.

No quiero que parezca que busco convencer a alguien con una teoría sujeta a un montón de datos, pero antes de detallar una retahíla de emociones respecto al primer partido de Balonmano Burgos en El Plantío esta temporada, quiero agarrarme a algo que usted pueda compartir conmigo desde ‘el otro lado’.

Ayer, cuatro meses después, volvía el balonmano a ‘casa’. Sesenta minutos para volver a sentir la pasión desde el asiento que no acabaron de la manera deseada. Derrota. Dura y clara. Pero todo es cuestión de tiempo.

Tiempo porque el de ayer fue el segundo partido de la temporada, el grupo arrastra bajas importantes -Dalmau estará fuera dos semanas más y Pinillos dos meses- y al equipo le falta rodaje, mucho. Pero no coraje. Este grupo compite y, ahora, lo hace mejor que juega, aunque no sea suficiente.

Esos ‘hándicaps’ obligan a que jugadores ‘nuevos’ tengan que asumir roles para los que aún no están preparados, pero esto es Plata y no cabe tiempo para lamentos. Un lloro y adiós al ascenso.

Dice el dicho que «solo hay que pedirle tiempo al tiempo», pero eso no significa que la paciencia tenga que tapar debilidades. Ante Alcobendas se vieron las dolencias leves de un equipo en desarrollo, poco maduro, pero con atisbos claros de convertirse en un aspirante claro a Asobal.

Por eso, querido aficionado, le pido calma, porque en unos meses veremos si el refrán que necesitamos es «el tiempo todo lo cura» o «el tiempo, todo locura».