Plaza Mayor

Isabel Martín


150

15/12/2020

Que si menudo lío organizar la cena de empresa, que si estoy harto de las personas que te felicitan las fiestas pero no te saludan el resto del año, que si otro año me toca aguantar al cuñado de turno en la comida familiar, que si tanta celebración termina cansando, que si no me gusta la Navidad en general,... Todos los años nos cansamos de escuchar cosas así cuando se acercan estas fechas.  
Ahora saldrán los que adoran estas fechas, juntarse con la familia, celebrar con amigos y compañeros de trabajo y que viven estos días con una banda sonora de villancicos en un escenario de decoraciones más o menos recargadas. Es respetable esa postura a favor e, incluso, deseable para espantar los fantasmas que nos ha dejado este año. Pero la responsabilidad tiene que ser hoy en día lo que marque todo, incluso las fechas especiales, o sobre todo las fechas especiales.
Navidad llega todos los años, todos los diciembres se van a repetir la citas habituales, los eventos tradicionales y los encuentros familiares. Pero no tenemos que pensar en las navidades actuales, sino en las futuras y en poner todos de nuestra parte para que las de los próximos años sean igual o mejores que las de los anteriores.
Piensen en el menú de la cena de Nochebuena, la comida de Navidad o lo que se les ocurra de la era post pandemia covid y en algo que no podrá faltar. Si son sinceros con ustedes mismos, les sobrarán el lechazo, el marisco, el buen vino Ribera del Duero y los dulces. Lo esencial es que estén todos los suyos sentados a la mesa, que no falte nadie. Algo que, desgraciadamente, no van a poder recuperar las 150 familias de las 150 personas que, hasta ahora, han fallecido en la comarca ribereña por culpa del coronavirus.
Piensen en ellas y hagan todo lo posible para que la cifra no aumente, para que 2021 lo estrenemos todos los que estamos ahora.



Las más vistas

Opinión

De lemas

OPINIÓN| ' De lemas', por Ignacio Fernández de Mata, en Los heterodoxos