Señales de vida

María Jesús Jabato


Una pequeña Zaragoza

20/11/2020

Veinte de noviembre de dos mil veinte y aquí no se mueve un hilo. Bueno, sí; se mueven las ambulancias que llevan al HUBU enfermos con la covid-19 enroscada en la garganta como una bufanda homicida. Nada más. Nadie más. Atravesamos este desierto cuando al alcalde De la Rosa le ha dado por hacer declaraciones y se ha puesto a soñar en voz alta gustándose, viniéndose arriba como los toros en banderillas. «Quiero hacer de Burgos -ha dicho a un medio digital de Castilla y León- una pequeña Zaragoza a efectos de intercambio modal de camiones y ferrocarril». Apaga y vámonos. Cuando no se tienen ideas propias hay que fusilar las del vecino, como los malos estudiantes copian el examen del compañero, y así, en lugar de aspirar a ser un gran Burgos en logística, el alcalde se contenta con ser «una pequeña Zaragoza». Pero tiene suerte el hombre, porque llevados y traídos por la fatídica ola del coronavirus, no le prestamos atención; solo atendemos a los inquietantes datos de la pandemia y De la Rosa ha quedado convertido en remedo de aquel Sancho Panza que intentaba hacer dormir a Don Quijote contándole el cuento del pastor Lope Ruiz y la pastora Torralba, que es un cuento con efectos narcóticos, como todos los de nunca acabar, y henos aquí adormilados, oyéndole hablar de proyectos como quien oye llover, como quien oye contar las trescientas cabras de Lope, una a una, y se pierde en la cuenta, y tiene que volver a empezar. Porque de nada sirve querer hacer si poco o nada se hace, si no se toman medidas eficaces para atraer a las grandes plataformas que se están instalando cerca de aquí, pero en otra parte. Burgos tendrá una situación geoestratégica privilegiada, pero carece de comunicaciones y transporte adecuados, y al margen de soñar en voz alta, no hemos visto todavía al alcalde De la Rosa reivindicar con arrojo ante su partido, que es el del Gobierno de España, las infraestructuras que facilitarían la captación de inversiones y el desarrollo económico de Burgos. Era un niño que soñaba/ un caballo de cartón./ Abrió los ojos un día/ y el caballito no vio, dicen los versos de Machado. Era Daniel que soñaba/… Sigan, sigan ustedes hasta completar la rima.

mariajesusjabato@mariajesusjabato.com