APUNTES

Pedro Calvo Hernando

Escritor y periodista


Realismo de Sánchez, esfuerzo de Ayuso

22/09/2020

El encuentro entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso significa un acontecimiento político de primera magnitud y un cambio sustancial en las costumbres de este periodo desgraciado de pandemia desde que todo se inició hace ya más de medio año.

Tan importante es el suceso como puedan serlo sus efectos y consecuencias en el funcionamiento democrático y en las relaciones políticas entre adversarios tradicionalmente enfrentados como son los más conocidos líderes del PSOE y del PP. No sorprendería mucho que de ahí se derivase un cambio sustancial en esas relaciones y también una acomodación de los líderes a las reales necesidades de este país, algo muy difícil de ver hasta el momento.

Este cambio a que me refiero debería marcar en el futuro las relaciones políticas entre los lideres de los partidos antagónicos, como hemos podido ver recientemente en Portugal y en algún otro lugar. Y el cambio sin duda influiría en los comportamientos de los simples militantes y de los cargos de segunda y tercera fila. Todo ello sin duda colaboraría a una transformación en el terreno de las relaciones, a raíz de lo que acaba de suceder en el despacho de la presidenta de la Comunidad de Madrid, en la madrileña Puerta del Sol.

Y si el panorama no cambia sustancialmente, al menos se habrán dado unos pasos que con el tiempo podrían calificarse de decisivos.

Lo sucedido ahora puede marcar un hito que cambie la fea costumbre de los enfrentamientos entre líderes que lo que consiguen es entorpecer las relaciones de todo tipo entre adversarios, cuando resulta que están en la vida pública para lo contrario, para colaborar todos en la solución de los problemas de toda índole y en todas las latitudes, no solamente nacionales sino también regionales o municipales. También pueden derivarse cambios en la feísima costumbre de desacreditarse y envilecerse unos a otros, con resultados nefastos en el funcionamiento de las instituciones y de los grandes centros de actividad en todos los niveles del funcionamiento del país.

Lo sucedido podría también ser el primer paso para muchos otros cambios, de costumbres y de contenidos. Sánchez ha llegado a decir que por qué no trabajar en unas soluciones históricas y ha hilvanado con el tema de los Presupuestos, a al descartar seguir y me parece que deberíamos tomarlo en serio, pero sin dar lugar a interpretaciones equivocadas, como sería la de afirmar que esto supondría cesiones irresponsables. Se trata de aprovechar la terrible coyuntura del país para al menos sacar algún beneficio para todos.

Incluso quiero recordar que Sánchez ha sido realista al descartar un nuevo confinamiento, pero añadiendo que en realidad no podemos descartar nada. A esos efectos, bueno será que todos seamos reflexivos y que utilicemos la inteligencia, porque lo que nos jugamos ya se sabe que es muchísimo y que lo que debemos hacer es ladear idioteces y acoger propuestas y soluciones inteligentes. Tenemos unos días por delante para medir las dimensiones y los con tenidos de lo que pasa. Estamos obligados a aprovechar la ocasión y el tiempo para que lo que pasa sirva para algo y que ese algo no sea precisamente volver a los insultos y a las descalificaciones ridículas y sin sentido.



Las más vistas