Mens sana in corpore sano

Rocío Martínez


Lo que nos estamos perdiendo

29/03/2021

Fatiga pandémica. Hace un año ni conocíamos la expresión. Hoy preside nuestra vida. Por no poder visitar ni abrazar a la familia, por la falta de sonrisas, ocultas tras la mascarilla, por no poder viajar… también por tener que vivir en la distancia el temporadón de nuestro San Pablo, eso también pesa. Nos sobra monotonía y nos faltan celebraciones como las que un partido sí y otro también nos regalan los chicos de Joan Peñarroya a los que no frena ni el coronavirus. Así que nos movemos entre la felicidad por sus victorias y la rabia por lo que nos estamos perdiendo, entre el orgullo por dónde están llevando el nombre de Burgos y la tristeza por no poder demostrarles en la grada lo mucho que significan sus éxitos para nosotros.

Por supuesto que lo primero es la salud, protegernos, evitar contagios, pero tras más de un año, y lo que queda, la respuesta no puede ser sólo la prohibición, y más cuando otros espacios cerrados de ocio, cultura y otros deportes sí han abierto la mano.

Claro que es impensable un Coliseum a rebosar como solía, pero como decía Aristóteles en el medio está la virtud. Desde la ACB su presidente Antonio Martín, pide que entren 500 aficionados. En una cancha con capacidad para más de 9.000 con muchos más de 500 da para mantener distancias. ¿No? Y si hace falta, que añadan FFP2 obligatorias. Estoy segura de que la mejor afición estaría a la altura en responsabilidad. Y si, como parece puede suceder, el domingo, de resurrección por cierto, Pau Gasol elige nuestra tierra para 20 años después volver al basket español, sería bonito que alguien en la grada le hiciera ver lo contentos que estamos con su vuelta.

En la Basketball Champions League algún equipo ya empieza a permitir la entrada de público. Autoridades europeas, nacionales y autonómicas, sabemos que lo que tienen entre manos es muy delicado, pero necesitamos volver a dar al play en nuestra vida, en pausa desde hace demasiado tiempo. Y por favor, aceleren la vacunación.



Las más vistas

Opinión

De Calderé a Calero

"Calero se vio fuera del Burgos CF cuando el 'caso Salmerón' se demoraba. No abandonó entonces el barco, convenció a su tripulación de remar con fuerza, junta y en una mista dirección. Y hoy el navío avista tierra"