scorecardresearch
Marian Peña

Observando al Mundo

Marian Peña


El precio de vivir solo

29/09/2021

Según el Instituto Nacional de Estadística, cada vez son más las personas que viven solas. La tendencia comenzó a cambiar con la aprobación de la Ley del Divorcio, a principios de los ochenta, y no ha dejado de crecer año tras año. En la actualidad, los hogares con una sola persona en España superan los cuatro millones y se espera que en algo más de una década sean más de seis. Por edades, los más ‘solitarios’ son los mayores de 65 años aunque, según parece, se ha notado un fuerte incremento de esta elección entre los jóvenes, que han pasado de alcanzar un porcentaje que no llegaba al uno por ciento en los noventa al 5,32 por ciento en el año 2018 y subiendo.
Por lo que se ve, lo de vivir solo es algo cada vez más frecuente aunque no esté exento de numerosas desventajas, fundamentalmente las que están en relación con el plano económico. La principal es la de encontrar una vivienda asequible a un único bolsillo. Existen ayudas y pisos de protección para familias numerosas, familias monoparentales y de otro tipo pero nadie parece reparar en lo que supone para un solo sueldo soportar un alquiler o una hipoteca.
Que lo de vivir solo tiene muchos costes extra se nota también cuando uno va al supermercado, allí se hace evidente que los productos no se ajustan en absoluto al consumo individual; packs familiares de ahorro, dos por uno, pero nada pensado para la economía de las personas que están solas para las que comprar al uso supone un derroche de dinero y alimentos. En el terreno de los servicios tampoco es ninguna bicoca lo de ir por libre, o si no intenten contratar un viaje individual o una habitación de hotel y quedarán asombrados por los jugosos suplementos que deberán abonar; todavía no entiendo por qué.
Y, por si fuera poco, las personas que no comparten vivienda también pagan más impuestos y, en el caso de quedarse sin trabajo, ven recortada la cuantía de su prestación por desempleo que se reduce por no tener hijos a cargo aunque sus gastos fijos sean los mismos y su contribución a la Seguridad Social igual a la del resto.
Si como parece los singles, como ahora se dice, cada vez son más, ¿cuándo dejarán de estar penalizados y se les empezará a tener en cuenta?