scorecardresearch
José Ramón Remacha

El mirador diplomático

José Ramón Remacha


Apaga la luz

24/09/2021

La crisis energética afecta a toda Europa. En Inglaterra tienen la luz más cara. El precio del megawatio británico sobrepasa las 280 libras, más de 340 euros. Le siguen España y Bélgica. En el Reino Unido dicen Lights out, apaga las luces.
Según la Comisión Europea, esta crisis se debe a la recuperación económica tras la pandemia y sobre todo al aumento del precio del gas natural. Los menos afectados están siendo los países nórdicos y Francia que disponen de alternativas en verde y en nuclear. 
Vemos que Inglaterra se apoya un 43% en el gas, 23% en la energía eólica, y el resto en nuclear, biomasa y carbón (AleaSoft). A pesar de ser productores de gas el problema es agobiante. A la preocupación doméstica se añade la industrial porque varias acerías tienen que suspender sus ciclos de producción en los picos del precio de la energía. 
Por dificultades coyunturales en sus instalaciones, la producción británica de gas tiene problemas. Se ve reducida en un 28% y tienen que importar de Noruega y de Rusia. El precio se ha multiplicado por cinco en un año. El gobierno presume de que no hay problema, que hay stocks suficientes para resistir las penurias del suministro que viene de Rusia. Casi todos los países europeos temen lo peor porque Moscú está suministrando principalmente a China con la excusa de que paga mejor. 
Así como el suministro ruso a Europa tiene el gaseoducto que atraviesa Ucrania nuestro gas viene principalmente de Argelia atravesando Marruecos, que también cobra su gasopeaje. Aquí el Decreto-ley 17/2021 es un cerrojazo con incremento recaudatorio. Es, según el gobierno, una medida acertada que a fin de año nos llevará a una bajada increíble de la factura de la luz. A ver. El Decreto se fundamenta, no se justifica, en la subida del gas y en la conveniencia de suprimir unas retribuciones de las no contaminantes y en incrementar el impuesto sobre la producción contaminante. En el fondo, la causa última es la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Un objetivo europeo que llevará a la Comisaría de Energía a proponer un código de recomendaciones y a un debate en el Consejo Europeo. Veremos.