scorecardresearch
José Manuel Pérez Ovejas

Plaza Mayor

José Manuel Pérez Ovejas


Pueblos de Castilla

06/07/2021

El calor irrumpe con fuerza estos primeros días del mes de julio, como corresponde a la época del año en la que nos encontramos. Los campos de cereal tiñen de amarillo el paisaje y están esperando ya la recolección del grano, que este año se espera abundante. Mientras, los viñedos continúan su ciclo vegetativo después de un buen cuajado de la uva. Este contraste bicolor es la «fotografía» que podemos encontrar los que vivimos en el medio rural si nos asomamos a alguna de las ventanas de nuestra casa. Es la estampa de nuestra provincia, de nuestra comarca, de nuestro pueblo.

También con la llegada del verano las casas, deshabitadas a lo largo del frío invierno, se van ocupando de los emigraron en su día buscando de una vida mejor o de los hijos de éstos, que mantienen sus raíces y se sienten orgullosos del origen de sus antepasados. Hay más juventud y eso se nota en las calles que estuvieron desiertas durante los meses pasados.

Este año, también en los pueblos, será un verano diferente. A pesar de una mayor libertad, de espacios más abiertos y de los caminos que permiten largos paseos, la situación aún no está normalizada. Los encuentros familiares y las fiestas no serán como antaño. La prudencia y el respeto deben prevalecer para tener al virus bajo control. Hemos comprobado que cuando la gente se relaja y no cumple las normas está comprometiendo su salud y la de los demás. Hemos visto muy de cerca cómo los viajes de fin de curso de los estudiantes han costado muy caros, sembrando una preocupación enorme.

Debemos ser responsables y, aunque ya estamos viendo cada vez más cerca el final de la covid, aún nos queda un camino por recorrer. Para que esta travesía sea lo más corta posible tenemos que poner todos de nuestra parte. De lo contrario, si no estamos a la altura de lo que las autoridades nos exigen, lo pagaremos muy caro y nos lamentaremos por ello.