ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Aliviar tensiones

30/12/2020

Si la Fiscalía del Tribunal Supremo no está de acuerdo con el Gobierno pues peor para la Fiscalía. Esa es la conclusión que cabe discernir de las palabras de la Vicepresidenta Calvo al ser preguntada por los indultos a los presos del "proces".

La señora Calvo no tiene dudas: el Gobierno tiene la última palabra y por tanto no tiene que coincidir ni hacer caso a los argumentos de los fiscales.

En realidad lo dicho por la vicepresidenta Calvo no es ninguna sorpresa porque a sus palabras hay que añadir las del ministro José Luis Ábalos que en una entrevista en La Vanguardia afirma que el Gobierno tiene la "obligación legal" de tramitar los indultos de los políticos catalanes que están en prisión. Claro que tanto a la señora Calvo como al señor Ábalos se les olvida añadir que los políticos independentistas que están en prisión condenados lo están por haber delinquido organizando un "golpe" contra la Constitución convocando un referéndum ilegal y proclamando la República.

Pero además el ministro Ábalos ha añadido una frase inquietante: el Gobierno tiene que "aliviar tensiones". Frase que se puede interpretar como que para que los independentistas estén contentos, y añado yo, continúen apoyando al Gobierno, nada mejor que la tramitación de los indultos tenga un final feliz.

Verán yo creo que sí, que el Gobierno, cualquier gobierno debe de procurar aliviar tensiones, pero cuando se trata de tensiones provocadas por quienes se saltan la ley a sabiendas para colocar al Estado contra la espada y la pared, entonces, convendrán conmigo que se trata de algo que trasciende esa frase tan mona de "aliviar tensiones".

España es un Estado de Derecho, por tanto en un Estado democrático no se justifica que los políticos se salten la ley en nombre de la política y luego reciban un trato de favor por el hecho de ser políticos.

En nuestro país los partidos independentistas cuentan con todas las garantías para defender su ideario, el mejor ejemplo es que tienen representación parlamentaria. Por tanto nadie les impide defender sus ideas pero lo que no es admisible es que las intenten imponer desafiando y quebrando las leyes.

Habría que recordar al ministro Ábalos que las "tensiones" de las que habla las han provocado esos políticos irresponsables cuyos comportamientos, rompiendo las reglas democráticas, les ha llevado a recibir una sanción en los Tribunales.

Y sí, el Gobierno tiene que tramitar los indultos pero no tiene porque concederlos.

Refiriéndose a las elecciones en Cataluña que se celebrarán en febrero, el ministro Abalos se ha puesto estupendo asegurando que el PSC, o sea sus compañeros catalanes no pactarán con ningún partido que defienda la independencia.

Supongo que es una frase dicha por decir, porque la realidad es que el Gobierno de Pedro Sánchez se mantiene precisamente por pactar con los partidos independentistas y, por tanto, resulta poco creíble que no lo vaya a hacer el PSC en Cataluña. No sé si el ministro intenta apaciguar el ánimo de algunos de los votantes del PSC que no quieren que se pacte con el independentismo o es una engañifa más de las que nos tiene acostumbrado este Gobierno, siguiendo la estela de su presidente que ya sabemos que ha pasado de no poder dormir pensando en Podemos a gobernar con este partido.

Ya sé que este Gobierno suele hacer lo contrario de lo que promete pero, quizá como propósito para el nuevo año, deberían intentar dejar de engañar a los ciudadanos comprometiéndose a lo que no van a cumplir.

Porque no les quepa duda que si el PSC puede formar un tripartito con Esquerra y los Comunes de Podemos, lo hará. Y si no al tiempo. Eso sí, luego nos dirán que ha sido por "aliviar tensiones" o algo similar.

 



Las más vistas

Opinión

Hablemos

"Firma como Potas. Y ya está, porque no firma ninguna obra suya, sino que se dedica a estropear las de los demás. No había reparado en ella hasta que David Palacín ha mostrado su interés por hablar con él después de manchar una de sus fotografías..."