Plaza Mayor

Martín Serrano


¿Algo en común?

02/02/2021

Hace unas semanas me senté en esta plazoleta y compartí con ustedes una serie de inquietudes y búsquedas que me ocupaban y preocupaban; unas trascendentes, otras peregrinas o jocosas...; para entretener dos minutos de su tiempo. Sin más. Para gobernar con acierto y dar consejos infalibles ya hay miles de expertos y tertulianos. Hoy quería decir en voz alta otras dudas que me han asaltado últimamente y algunas que me han hecho llegar amigos, como ¿por qué no ponen asas plegables a todos los ataúdes? ¿Y algún saliente a los guantes de las fruterías para poder ponérnoslos sin tener que humedecer con saliva los dedos ni soplar (prohibido por el virus)? O ¿por qué una vez cortado el pan del bocadillo nos parece más pequeño que antes de tirar de cuchillo? ¿Y para qué necesitamos una letra que no tiene sonido, la h? ¿Para suspender a los alumnos de Secundaria y a los aspirantes a bomberos en las oposiciones? ¿Por qué en un mismo racimo de uvas algunas tienen cuatro pitas y otras ninguna?
También busco explicación (de esta me sé la respuesta) a ¿por qué los mismos que han estado todo el año criticando las palabras y los silencios de Salvador Illa lo siguen haciendo, incluso con más saña, cuando sale del Ministerio de Sanidad?
Soy de los que no ha descubierto todavía la presunta fealdad de la ropa tendida en los balcones y ventanas, y de a los que no les gusta un cañón en una rotonda. No me da vergüenza admitir que a veces sintonizo Los 40 Principales Classic. Y, lo reconozco, aunque de vez en cuando sí, pero no soy de los que (dicen que) siempre y solo escuchan Radio 3. Y solo ven La 2.
No sé sintonizar la televisión, pero sí sé qué coche llevaban los Estopa en el verano del 97 cuando se dieron el piñazo por culpa de la raja de la falda de una joven. Un aviso: no es el que estáis pensando.



Las más vistas

Opinión

Las puertas del Purgatorio

"Las puertas de la Catedral en las que trabaja Antonio López me han llevado a 'La Ciudad del Gran Rey' y con ellas no solo he renovado mi amor por la basílica, sino que me han devuelto, también, la capacidad de ilusionarme con un proyecto..."