scorecardresearch
Isabel Martín

Plaza Mayor

Isabel Martín


Y van dos

16/07/2021

Miren que lo intento, que hago propósito de enmienda para no repetir temas, que me niego a hablar de ese virus que se nos ha colado por todas las rendijas de la vida, pero es más fuerte que mi voluntad. Más, incluso, es más fuerte que las serpientes informativas del verano y que los grandes debates. Todo lo ocupa y lo empaña. 
Así que, aquí me tienen otra vez, dale perico al torno, con el mismo protagonista que ocupa nuestras vidas desde hace demasiados meses. Y es que el movimiento unánime de aplausos a los sanitarios, ánimos para todos buscando sobrellevar el confinamiento y arco iris con la frase «todo va a salir bien» hemos pasado a la triste imagen de las aglomeraciones nocturno festivas sin mascarilla. ¡Qué tristemente pronto se olvida la solidaridad y se antepone una juerga a la salud, a la vida!
Y miren que yo no soy de esas que señalan con el dedo a los infractores de las normas pandémicas, que si la mascarillas, que si la distancia, que si el lavado de manos,... pero veo a los jóvenes quejarse de que les están quitando un verano más, que no se pueden divertir, que no les dejan hacer lo que les toca por edad, que es exprimir la vida. Claro que no, majos, porque de vuestra irresponsabilidad y falta de solidaridad se derivan los muchos contagios que se están registrando ahora.
Puede que ahora los infectados no tengan que ser hospitalizados, en su mayoría, por ser más leve su estado, pero sigue muriendo gente por este virus que tenemos que parar entre todos. Y la juventud tiene la ventaja de que lo que no vivan este verano lo van a poder recuperar el que viene, y el siguiente, y al otro, y al otro,... Una cosa les pido: piensen en esas personas mayores que ya descuentan años, que no tienen ese margen para recuperar los momentos perdidos. Por ejemplo, yo no he podido celebrar el cumpleaños de mi madre. Y van dos.