scorecardresearch
Ignacio Fernández de Mata

Los Heterodoxos

Ignacio Fernández de Mata


Abandonados

22/12/2021

La errática aventura política de Ciudadanos se extingue definitivamente. El increíble partido menguante no ha perdido oportunidad de perder una oportunidad. Desperdició la esperanza que representó en Cataluña frente al independentismo disolviéndose en una improductiva nada; desnortó su sensatez primera abrazando un españolismo banderillero y gritón; dilapidó un cierto capital reformista, moderado, reivindicativo de una ética casi puritana, para convertirse en inexplicable apuntalador de gobiernos tuertos y cojitrancos. En su metamorfosis, ha llegado a disputar un espacio próximo a la extrema derecha. Para el recuerdo quedan primarias trucadas, fichajes a lo Florentino y el endiosamiento de un líder que nadie extraña. Un balance triste (y merecido).

Antes de ayer, los restos regionales naranjas sufrieron un duro apuñalamiento que nadie podía tachar de inesperado, si acaso de completa inelegancia. Un tuit a lo MAGA daba por terminado el gobierno de coalición con unas razones que casi parecían una pantomima de las que usó Silvia Clemente para abandonar el barco de Mañueco. El presidente JCyL ha decidido fiar su futuro al de Pablito Casado cambiando la I de Paco por la E de T-García, o lo que es lo mismo, hacer su propio Murcia. La fiable y severa Castilla y León en la que, no olvidemos, ganó las últimas elecciones el PSOE, convertida en un Ohio del jueguito que la derecha se trae con las dinámicas trumpistas/orbanianas, que es el mismo perro internacional. Toda vez que Cs era ya una célula durmiente del PP, el tándem Casado/Mañueco impulsará el experimento todavía no ensayado: invocar a los orishas Le Pen, Orban, Kaczy?ski, Salvini y alentar así el voto para el hijo pródigo extremista (los Varones Ofendidos y Xenófobos), necesario contrafuerte en época de banderías y gobiernos arcoíris.

¿El resultado? Una terrible muestra de irresponsabilidad para con la población castellanoleonesa. Adiós a aquella cordura y protección que invocaban los de la Perla Negra y las Eólicas. Adiós a la adormecida confianza en el sistema regional. Estamos ante "lo que faltaba", una grotesca evidencia del desprecio a la ciudadanía, abandonada a sus reverdecidas angustias y terrores pandémicos. Como en la máxima sobre la tentación de Oscar Wilde, pretenden vencer al ayusismo cayendo en él, con sus mismas armas.
¿Cuánto de estas cuentas desharán Soria ¡Ya!, León ruge, Burgos Enraíza, etc.? De momento, domina la sensación de abandono, y de hastío. Ni test de antígenos han dejado… 
losheterodoxos.blogspot.com