Plaza Mayor

Aurora Lázaro


32 veranos

28/07/2020

En el verano de 1988 me llamaron para sustituir a la periodista Mery Varona durante sus vacaciones. Las crónicas diarias que desde Aranda mandaba a Diario de Burgos se hacían en máquina de escribir y se entregaban al conductor del autobús de la Continental que cubría el trayecto Aranda-Burgos a las 8 de la tarde. En un sobre iban esas noticias del día junto con las fotografías en blanco y negro de Florentino Lara, al que hemos despedido hace unos días. Los sucesos, las visitas de ‘ilustres’, los plenos, las noticias municipales, las curiosidades, los reportajes en los pueblos de la Ribera… todo iba en esos sobres que custodiaba el conductor hasta su destino. 
Después llegaron los primeros ordenadores básicos, con el sistema operativo MS-Dos, escribiendo en blanco sobre una pantalla negra.  Y más tarde programas informáticos donde ya se redactaba sobre maqueta, la fotografía digital...  Los avances tecnológicos ofrecían más rapidez y calidad, pero también trajeron reorganizaciones y mucha competitividad y presión.
En el camino se fueron quedando ese trabajo a la par y complicidad entre periodista y fotógrafo, largas charlas post evento con los protagonistas de los mismos, rondas de vinos sin prisas para sonsacar informaciones, conversaciones relajadas con la gente…
«Otro que se ha ido», decía el domingo en su columna Jesús del Río rememorando a Florentino Lara. Y con cada marcha, muchos recuerdos. 32 veranos desde entonces. Y este de 2020 que hemos cogido con tanta ansiedad se me antoja el más raro de todos. Sin fiestas, música ni teatros, con nuestros burkas de farmacia, fabricación casera o de diseño, con las malas noticias siempre machacando y amenazando como si todos fuéramos culpables del holocausto final…
A veces pienso que, cuanto más avanzamos, más nos complicamos la vida. 



Las más vistas