scorecardresearch
Diego Izco

TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Finales en septiembre

29/09/2021

Lo dijo el otro día un señor por la tele, uno de esos señores a los que concedemos demasiada credibilidad porque ha acertado uno de cada diez pronósticos que lanza en cada tertulia a la que le invitan, y últimamente le invitan a muchas porque genera polémica y dice muchas chorradas en voz muy alta, y de todos es sabido que hoy por hoy, en muchas de esas puñeteras tertulias, no importa lo que digas sino cómo lo digas porque no echan a nadie si se ha equivocado un número obsceno de veces... Pues eso, que lo dijo el otro día: «El Barça juega una final en Lisboa». Y a justificarlo.

Desde que el fútbol es fútbol y ha tenido las fechas que ha tenido (con lo del Mundial de Qatar en diciembre, «ya si eso»), ningún equipo jugó jamás una final en septiembre. No de esas 'finales' que anticipaba el gachó con el beneplácito de sus compañeros tertulianos y el aplauso de una considerable parte de la 'culerada', la tremendamente pesimista, o sea, los partidos en los que te juegas una temporada. El Barça puede plantarse hoy perfectamente en Lisboa con un portero y diez cabras, hacer el ridículo, recibir una sanción dura (¡Que no sea económica!, gritan desde Tesorería)… y seguir dependiendo de sí mismo para meterse en octavos. Teniendo en cuenta que la alineación de Koeman incluye a futbolistas y no a bóvidos, y que además no habrá sanción UEFA que rasque donde no hay, la de esta noche es «la final menos final» que recuerdo.

El Barça necesita ganar por su autoestima, por convencerse a sí mismo -antes de medirse al Atlético, al Real Madrid y compañía- de que puede pelear los partidos ante los iguales. Por mucho que Koeman pinche el globo («Es complicado estar a la altura de equipos importantes»), el partido del Estadio da Luz ni sentencia ni liquida nada. Atrás o adelante, sólo es un pasito más.

ARCHIVADO EN: Fútbol, Real Madrid, UEFA, Catar, Lisboa