scorecardresearch
Jesús Quijano

UN MINUTO MIO

Jesús Quijano

Catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Valladolid


Fiesta nacional

11/10/2021

Aunque pueda parecer que el 12 de octubre es festivo en España desde tiempos inmemoriales, su declaración oficial como Fiesta Nacional no es tan antigua; procede, concretamente, de 1987, cuando una ley así lo estableció. Antes también se celebraba, y constituía una fiesta llena de significaciones: era el día en el que Colón tomó tierra en América por primera vez, aquel 12 de octubre de 1492; era la celebración de la fiesta de la Virgen del Pilar, con una dimensión que iba más allá de Zaragoza y Aragón, por el arraigo tradicional y también porque una institución presente en todo el territorio nacional, y objeto de estima general, como lo es la Guardia Civil, la tenía como patrona.

Todas esas circunstancias dieron a esta fecha una especial simbología y eso es lo que explica que históricamente se le quisiera atribuir ese carácter intercontinental con que se le designó durante mucho tiempo y todavía se le designa. El Día de la Hispanidad, pretendiendo con ello poner en valor el vínculo hispano americano que late en esa invocación. También hubo otras connotaciones en cierta época, cuando la fecha era designada como el Día de la Raza, lo que, visto con perspectiva, seguro que no fue una iniciativa muy afortunada.

Tal vez ocurrió que, lo que para nosotros era la conmemoración de una gesta nacional (el descubrimiento, la conquista, la evangelización, etc., de América), conforme a la terminología de la época, allá era percibido en muchos sitios como un fenómeno justamente inverso de colonización, con evidentes connotaciones negativas. Y es sabido que esta contraposición histórica genera reacciones que merecerían una reflexión actualizada. Varios países celebran allí el Día de la Resistencia Indígena, el Día de la Descolonización, o el Día de la Diversidad, intentando confrontarlo con la otra visión globalizante, un tanto impositiva y monopolizadora. También algunos lo celebran como el Día del Encuentro Entre Dos Mundos. No me parece esta mala idea, con esa pretensión de equilibrio parejo. Seguramente es la mejor línea para que la celebración pueda ser razonablemente compartida acá y allá.