Plaza Mayor

Juan Maiques


Un espectáculo medido

12/04/2021

La política espectáculo, si es que alguna vez ha desaparecido en los últimos lustros, ha vuelto a la escena. Se extrañan e incluso se enfadan nuestros representantes públicos del desprestigio de la política pero no hay nada más que echar un vistazo a la precampaña de las elecciones de la Comunidad de Madrid para comprobar en qué poca estima nos tienen a los ciudadanos. Sí, nos toman por tontos.
No se explica de otra manera la convocatoria del mitin de Vox en Vallecas y la repuesta de la extrema izquierda, que acudió en buen número para dar protagonismo a la cita. La alta concurrencia de medios de comunicación, algunos de ellos ansiosos de carnaza y de contribuir al espectáculo, es la prueba de que se esperaba que saltaran chispas.
Solo a un ingenuo se les escapa que tanto Vox como los simpatizantes de izquierda, más próximos a Podemos que a cualquier otra firma política, consiguieron el objetivo con el que fueron a la cita. Polarizar la campaña para sacar de ahí un buen puñado de votos. Aunque para ello tengan que volar piedras, agitarse las porras y que solo la suerte impida que un día no tengamos que lamentar una desgracia. Así son nuestros políticos, por si quedaba alguna duda.
No es justo poner al mismo nivel a quien lanza piedras que a quien acude a un mitin. Por mucho que también se pueda reprochar una cierta provocación en algunos gestos. Se imagina uno que los estrategas de un lado y otro se marcharían contentos a casa y, entre bambalinas y en el ámbito de la confianza y la intimidad, se pondrían a hacer balance de la recompensa obtenida. Como quien hace caja tras un día de éxito para el negocio.
Pero si eso es triste, más lo es como todos entramos al trapo de ese penoso espectáculo. No tenemos remedio.



Las más vistas