scorecardresearch
María Albilla

María Albilla


Hombres valientes

23/09/2021

Soy muy de alfombra roja, qué quieren que les diga. No, evidentemente no paseo por ninguna de ellas, los juntaletras de provincias no nos prodigamos por esos eventos, pero como buena watcher no me pierdo una. En lo que hoy viene al caso recuerdo, así a bote pronto, la gala de entrega del Balón de Oro de 2012. No tengo ni idea de quiénes eran los candidatos, ni quién lo ganó, pero recuerdo que Messi apareció con un esmoquin de Dolce & Gabbana negro con topitos blancos y pajarita a juego que desató la furia del horror entre mis compañeros de redacción. Un año antes, llevó un traje púrpura con una fina corbata que le acarreó más críticas que halagos, pese a llevarse el esférico dorado. Y, en el 13, su opción fue un atuendo burdeos que, qué les voy a contar, no me gustaba nada, pero me pareció, igual que las otras, una opción valiente. Y es que, ¿por qué los atuendos masculinos tienen que ser siempre tan sobrios, grises y aburridos? 
Que sí, que un traje bien plantado con una camisa mejor planchada me encanta, que para eso soy de las de BTV (Burgos de Toda de Vida), pero también que los hombres arriesguen. En la alfombra roja y fuera de ella. 
Seguro que les suena que hace unos días se celebró la famosa gala anual del Met. Pues ahí caí en todo esto que les estoy contando al ver al rapero Lil Nas X, que llevó una imponente capa que descubrió una armadura dorada y luego un body sumamente ajustado cubierto de cristales y el estampado de Versace. ¡Olé lo suyo! Aunque si soy fan de un hombre por arriesgar en la alfombra roja y revolucionar el dress code masculino en ella, ese es el actor y cantante Billy Porter. Nunca se me olvidará el esmoquin negro con una gran falda de Christian Siriano que lució en los Oscar de 2019. Impresionante. De verdad.
 Y no digo que haya que ir así a trabajar a la oficina cada día, pero, por lo menos, se podrían desterrar los calcetines negros por unos con un toque de color. ¿No?

ARCHIVADO EN: Plaza Mayor