scorecardresearch
Luis Miguel de Dios

TRIGO LIMPIO

Luis Miguel de Dios

Escritor y periodista


PNL

14/09/2021

Políticos y periodistas solemos referirnos a una PNL (Proposición No de Ley) como si todo el mundo supiera lo que es y el alcance que tiene. Jamás he oído hablar de esta iniciativa parlamentaria en una conversación de bar o de calle si no hay informadores y procuradores, o cargos por medio. Ni siquiera estos días, en los que una PNL socialista ¡¡¡apoyada!!! por el PP y con la ¡¡¡abstención!!! de Ciudadanos (Cs) ha puesto patas arriba la reforma sanitaria que impulsaba la consejera Verónica Casado. Resumiendo que el PP ha votado contra la Junta que preside. Y Cs no ha respaldado a una de sus estrellas, fichada a bombo y platillo por Francisco Igea, vicepresidente autonómico, perejil de todas las salsas y hombre que justificó su increíble postura con una frase para enmarcar: «Era tal tontería que no merecía ni el voto en contra». En los antecedentes de esa «tontería» se dicen cosas como que la Junta lleva «años abandonando y relegando la atención primaria a un segundo plano en cuestión de inversiones y dotación de recursos». O: «La situación en el medio rural es insostenible y la buena voluntad de regidores y de profesionales no puede compensar la falta de previsión de la Junta, mucho menos su mala gestión». O cuando esa PNL habla de «pueblos desesperados que protestan por el abandono», de «deterioro» y de «fracaso». Pese a estas críticas tan fuertes, el PP respaldo al PSOE y los de Igea ni fu ni fa. La consejera tendrá que poner en marcha otra reforma, abrir consultorios que preveía cerrar y volver a la atención presencial. Mientras tanto, ya han comenzado las especulaciones sobre la ruptura de la coalición PP-Cs, un posible adelanto electoral, otra moción de censura del PSOE a partir de marzo, la remodelación del Ejecutivo regional y así sucesivamente. Mañueco niega una convocatoria anticipada de los comicios. Igea, también, pero los rumores, filtrados muchos de ellos, no cesan. ¿Y la gente qué piensa, qué pensamos? Pues, que se preocupen de nosotros y no solo de sus cosas e intereses. Claro que tampoco oigo hablar por la calle de este asunto. Como lo de la PNL, únicamente parece cosa de políticos y periodistas.