Plaza Mayor

Juan Maiques


Actuar y no buscar culpables

25/09/2020

La no aprobación de aquel decreto que hace no tanto tiempo consensuaron la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Gobierno de Pedro Sánchez ha sido una mala noticia para el Ayuntamiento de Burgos. Si bien es cierto que había algo de chantaje en la medida ya que suscitaba dudas más que razonables al obligar a la ciudad a prestar una parte de sus remanentes si quería optar a un fondo de 5.000 millones de euros, cabe recordar que adherirse a ese acuerdo era voluntario y traía también ventajas. Solo con convalidarse en el Congreso, la ciudad se garantizaba recibir 1,6 millones de euros para compensar la pérdida de viajeros en los autobuses urbanos.

Pueden tener razón quienes incluso hablaban de que una propuesta de este tipo mermaba la autonomía de los ayuntamientos y ha quedado en evidencia, por la razón que fuere, que el Gobierno de Pedro Sánchez no hizo los deberes y no dialogó lo suficiente. Prueba de ello es que solo Podemos le dio un tibio apoyo y el resto le sacaron los colores.

No debería este Ayuntamiento rendirse y culpar a la oposición de haber perdido, al menos, esos 1,6 millones de euros que tendrá que recibir la ciudad para compensar a pérdida de viajeros de los autobuses. Porque con ese dinero, especialmente en un momento como el actual, se pueden hacer muchas cosas.

Si en el borrador del decreto faltan esas ayudas, al Ejecutivo de De la Rosa le está faltando tiempo para enviar una carta a la FEMP o al Ministerio de Hacienda para pedir que se incluya en el texto antes de su aprobación (o no) en el Congreso. ¿Hace falta decirlo? Probablemente no sirva de demasiado, pero, en el peor de los casos, será una muestra de compromiso con la ciudad.



Las más vistas