Plaza Mayor

Carla Martín


365 días

03/03/2021

En estos primeros días del mes de marzo, cuando se cumple un año de la llegada de la covid-19 a nuestra provincia, es imposible no acordarse de los titulares con los que amanecían, cada mañana, nuestras confusas e inocentes cabezas.
Tal día como hoy, hace un año, ya se habían registrado en Burgos los primeros casos de infección, incluso las primeras hospitalizaciones, pero la incertidumbre y el desconocimiento de lo que estaba ocurriendo no había dejado todavía paso al miedo, al miedo de verdad, ese miedo que hoy cumple 365 días a mi lado.

Tal día como hoy, el 3 de marzo de 2020, se anunció la cancelación del congreso de Retina y Vítreo, que iba a reunir en nuestra ciudad a un millar de profesionales. Era la cita congresual más importante del año y se aplazaba porque de repente era peligroso juntarnos con otras personas.

Recuerdo que me enfadé muchísimo con el virus porque esa semana Julia Otero iba a presentar, desde el CENIEH, su programa Julia en la Onda y yo, por supuesto, quería ir a verla. Recuerdo el cabreo monumental que me cogí cuando el Dinamo Sassari se negó a jugar a puerta abierta en el Coliseum. ¡Pero si ya tenía la entrada! Anda que no les pusimos verde…

Recuerdo una comparecencia de algunos responsables médicos del Hospital Universitario de Burgos. Alertaban de que, si la situación no cambiaba, el número de contagios, en nuestra provincia, llegaría al millar. ¿1.000 contagios? Qué barbaridad. ¿Se acuerdan de cuando 15 días nos parecían una eternidad?

La Oficina de Congresos de Burgos espera recuperar su actividad en el mes de junio. Su paralización marcó, para mí, el inicio de esta nueva vida. Ojalá que su reactivación señale el punto y final.



Las más vistas

Opinión

Castellano

OPINIÓN| 'Castellano', por Fernando González Urbaneja, en Carta desde 44 leguas