scorecardresearch
Evaristo Arzalluz

Plaza Mayor

Evaristo Arzalluz


¿Cuántos y quiénes darían todo por mí?

30/07/2021

Julia es una mujer sencilla, sin gran cultura, pero filósofa de la vida. Me admiran los sencillos. Cuando me cruzo con ellos aguzo la mente, a ver qué puedo aprender. Me estomaga, en cambio, la verborrea de la élite.
Julia dice que ella no ha leído muchos libros, y que quizá por eso lo que dice son tonterías que se le ocurren y que no diría si supiera lo que pone en esos libros que no ha leído. Yo le digo que yo sí he leído esos libros, y que muy pocos valen la pena, y que ella sabe mucho más que yo y que los que han escrito la mayoría de esos libros.
Julia dice que hay cuatro personas en el mundo que lo darían todo por ella, que irían al otro lado del planeta a buscarla si hiciera falta y sin que se lo tuviera que pedir. Yo me quedo callado porque no lo había pensado nunca, y hago recuento: ¿cuántos darían todo por mí? Me sobran, como a Julia, dedos de una mano.
Julia dice que esas cuatro personas no son sus amigos sino su familia: sus dos hermanas y sus dos hijas. Yo me quedo callado y pienso quiénes son los que darían la vida por mí, y sí, también son de mi familia.
Julia dice que está rodeada de gente que le sonríe, le saluda, se interesa por ella, le felicita en su cumpleaños, pero piensa que toda esa gente desaparecería en cuanto surgiera el primer problema.
Y Julia dice también que hay otras personas que son tóxicas: a ésas, si se me acercan, les pago el billete de vuelta.
Julia dice que tiene más camino a sus espaldas que por delante, que ya no está para bobadas, y que el tiempo que le queda se lo va a dedicar en cuerpo y alma a esas cuatro personas.
Sólo hay, para Julia, dos verdades: el amor (cuando es verdadero) y el egoísmo (que también es verdadero y no siempre malo). Todo lo demás -los políticos, los famosos, los intelectuales, los médicos salvapatrias, los que lloran en la tele, muchas ONG- es mentira, postureo. 
«De dinero y santidad, decía mi abuela, la mitad de la mitad».