ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Todas las manos son necesarias

08/01/2021

Me resulta incomprensible las manifestaciones de ciertos dirigentes de la izquierda oficial, rechazando la posibilidad de que la vacunación contra el Covid también se pueda hacer en hospitales y centros privados.

Estamos sufriendo las consecuencias terribles de la pandemia y por tanto todas las instituciones y entidades, sean públicas o privadas, deben de aunar esfuerzos para combatir el maldito coronavirus. Solo si se unen fuerzas se podrá vacunar con presteza mientras que ,de lo contrario, la vacunación irá más lenta con el riesgo que eso supone para millones de ciudadanos.

Debería de ser evidente que en una situación de crisis todos los recursos, públicos y privados tienen que estar al servicio de la sociedad y por tanto a la hora de vacunar a cuarenta millones de ciudadanos es evidente que se necesita que los recursos de la sanidad privada también se dediquen a ese objetivo.

Las vacunas las compra el Estado y por tanto nadie puede hacer negocio con ellas, por tanto a los ciudadanos tanto nos da que nos vacunen en un centro de salud público como en un laboratorio o en un hospital privado. Lo que nos importa es eso, que nos vacunen cuanto antes.

La demagogia barata que se gastan algunos a los que se le llena la boca con lo "publico" puede provocar el retraso de que se vacune a millones de ciudadanos y eso puede costar vidas. Claro que eso no lo deben ni considerar o si lo consideran les debe de parecer un asunto menor. A veces me pregunto si esa gente es tonta, mala, ignorante e inconsistente o todas estas cosas. ¡Menudo personal!



Las más vistas

Opinión

Hablemos

"Firma como Potas. Y ya está, porque no firma ninguna obra suya, sino que se dedica a estropear las de los demás. No había reparado en ella hasta que David Palacín ha mostrado su interés por hablar con él después de manchar una de sus fotografías..."