scorecardresearch
Alfredo Scalisi

Alfredo Scalisi


Mascarillas, vacunas y cine

16/05/2021

El otro día salí por la mañana para hacer unos recados. Era un día gris y oscuro como tantos los que hemos tenido que vivir en este último mes. Sentía fresco, una sensación rara. Pero que en Burgos se sienta fresco convendrán conmigo que no es la mayor de las novedades. Poco a poco, mientras recorría mi camino, me fui dando cuenta de que la gente me miraba. Entonces me di cuenta: ¡la mascarilla! Llevaba cinco minutos andando por la calle sin mascarilla. Lleno de vergüenza, me puse la capucha aprovechando que caían cuatro gotas y me volví a casa lo más deprisa posible. Luego ya, al final del día, reflexioné sobre esta situación; de lo grave que está siendo la pandemia para que todos tengamos que ir con mascarilla casi todo el día. Recordé las películas de ciencia-ficción japonesas de los años 60 cuando en universos radioactivos todos iban con esas máscaras, o cuando en la nave Nostromo el robot médico se pone una como las ffp2 para intentar retirar el alien que John Hurt tiene pegado en su cara y que luego dará origen al terrible y brutal ser que saldrá de su interior. ¡Qué buena es Alien! Y como si la vida fuera un guion nos han llegado las vacunas que también han tenido su importancia en el cine como en la maravillosa Vinieron las lluvias, donde un médico hindú regresa a su país para curar a sus compatriotas. Aunque el séptimo arte se ha decantado más hacia los antídotos, pócimas y líquidos mágicos en películas de género fantástico. Y si ya hablamos de epidemias, no podemos olvidar a los contagiados más famosos de la historia del cine: los zombis. Poco podemos decir de la pandemia que no se haya dicho ya. Solamente me dirijo a toda una generación (los baby boom) para decirles que se habla mucho de los que tienen ahora entre 60 y 69 años para su vacunación y ahora se está empezando a hablar de los que tienen entre 40 y 49 años. ¿Qué pasa de los de 50-59? No, yo solo pregunto por si acaso.