scorecardresearch
María Albilla

María Albilla


'Dramajeans'

24/11/2022

El otro día salí de compras. Tenía todavía unos bonos de comercio y pensé que me vendría bien para el fondo de armario un pantalón nuevo. Genial, me dije, unos vaqueros, tejanos, jeans, denim siempre son un acierto. (Y, no, mamá -mamás-, no, nunca hay suficientes en el armario). 

Empieza el cortejo entre percheros, mesas y baldas y me asaltan las primeras dudas. Porque, ¿qué se pensaban? ¿Que hacerse con una prenda nueva es tan fácil? No, queridos, comprarse unos vaqueros está muy lejos del veni, vidi, vici que proclamó Julio César tras la batalla de Zela. Esto también tiene su estrategia. Primero hay que hacer una aproximación para decidir el tejido -sin tratar, lavado a la piedra, desteñido- y avanzar en el color antes de realizar una incursión en los probadores tras haber afinado qué tipo quieres.

Y ahí es donde la matan porque esto solo es apto para filólogos y cierto tipo de cerebros. ¿Te puedo ayudar en algo? Comenta la amable dependienta. Y empieza la traca. ¿Prefieres skinny o súper skinny? Bueno, es que no soy mucho de pitillos. ¿Descartamos slim?, insiste. La verdad es que venía pensando más en unos regular o straight o, si encuentro unos flare, que creo que se llevan más… A cualquier modelo le antecede otra pregunta: ¿high, mid o low rise (cintura alta, media o baja)? Alta, alta… ¿Has visto estos skyscraper lavados que acaban de llegar? ¡Guau! Qué sofoco. Hago una primera ronda de probador con unos high rise cropped flare, otros straight full lenght y unos mid rise slim flare. El caso es que no me convencen… ¿Y si pasamos a los boyfriend, mom fit y girlfriend?, apunta la entregada dependienta. ¿No te parecen maravillosos estos culotte a medio camino entre el capri y el palazzo? ¡Virgen Santa! Me ha convencido. 

Me quedo con ganas de unos mid rise split negros tal vez, pero mañana es el Black Friday... y después de todo este lío, lo que creo que sí necesito es volver a clases de inglés.

ARCHIVADO EN: Plaza Mayor, Black Friday